¿Tristeza y depresión? Así actúa tu perro para hacerte sentir mejor

Mirá cómo pueden ayudarte a levantar el ánimo.
<a href="https://elintransigente.com/animals/2019/10/27/tristeza-y-depresion-asi-actua-tu-perro-para-hacerte-sentir-mejor/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-27T21:40:24-03:00">octubre 27, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-27T21:40:26-03:00">octubre 27, 2019</time></a>

Que los perros detectan la tristeza, la ansiedad y depresión, sí; la ciencia apunta a este fenómeno desde hace miles de años. Sin embargo, un grupo de investigadores provenientes de la Universidad Johns Hopkins, ubicada en los Estados Unidos, descubrió que los perros tienen la habilidad de percibir las emociones de los humanos que viven con ellos. No obstante, el elemento diferenciador en este estudio, es que también tienen la habilidad de poder solucionar esos sentimientos negativos.

Dichos resultados arrojaron que, luego que el canino detecta esos sentimientos negativos en su propietario,  trata de captar su atención al ladrar, jugar, correr, caminar, saltar y hasta romper algún objeto con el propósito de que su dueño se alegre nuevamente. Por otro lado, el informe reveló que si los perros no logran el cometido de levantarle el ánimo a su dueño, también se deprimen hasta el punto de sentir lo que el dueño siente.

En este sentido, vale recordar una nota anterior publicada en El Intransigente, en la que se explicó que tener una mascota en casa va más allá de solo cuidarla, pues según los científicos un peludo trae múltiples beneficios para la salud de los propietarios.  Específicamente, pueden reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y ataques cardíacos de acuerdo a una investigación desarrollada por el Centro Internacional de Investigación Clínica del Hospital Universitario de la ciudad de Brno, en la República Checa.

En este particular, la doctora Andrea Maugeri, investigadora del Hospital Universitario de Brno, explicó lo siguiente: “Los propietarios de mascotas tenían mayor actividad física, mejor alimentación y un nivel ideal de glucosa en sangre. Pero lo más beneficiados fueron los dueños de perros, independientemente de su edad, sexo y nivel educativo. Los dueños de perros tienen más probabilidades de alcanzar el nivel recomendado de métricas conductuales de CVH (salud cardiovascular) como la actividad física y la dieta, que los no dueños de perros”.