Tres simples y clásicos trucos para enseñarle a tu perro

Seguí estos consejos para lograr tres trucos básicos con nuestra mascota.
<a href="https://elintransigente.com/animals/2019/10/29/tres-simples-y-clasicos-trucos-para-ensenarle-a-tu-perro/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-29T13:33:34-03:00">octubre 29, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-29T13:33:36-03:00">octubre 29, 2019</time></a>

Siempre, al querer enseñarle un truco a nuestro perro, así sea simple y fácil, se deben tener algunas pequeñas recompensas, estar en un lugar tranquilo, adecuado y dedicar hasta al menos 15 minutos de tiempo para practicar algo. Claro que es infaltable que terminada la tarea, recompensemos a nuestros cachorros con elogios y recompensas.

Un clásico es el de conseguir que el perro te dé su pata y para eso hay que seguir las siguientes recomendaciones:

-Primero, hacer que el perro se siente

-Luego, decirle la palabra ‘pata’ más de una vez

-Tomar la pata del perro en la mano, y acto seguido darle un premio

-Repetir esta acción varias veces

-Dejar pasar un tiempo y comenzar a hacerlo de nuevo pero sin tomar su pata tan rápido

-Decir la palabra “pata”, contar hasta dos y luego tomarla

-Lo que notaremos es que levantará su pata mientras decimos la palabra

-Esto podremos hacerlo varias veces ralentizando nuestra respuesta

Otro clásico es el de los cinco altos. Se trata de una progresión del truco de la pata:

-Mantener una golosina en sus dedos y levantar la mano un poco más alto de lo que lo haría para el truco de la pata

-El perro pensará que querés hacer el truco de la pata y alcanzará la golosina con su pata como le enseñamos anteriormente

-Pero cuando él se estira, hay que decir “alto cinco” y darle la golosina

-Una vez que el perro haya dominado el truco de la pata, esto debería ser muy fácil de aprender. Con unas pocas sesiones lo hará a mano, en lugar de controlar la voz.

Saltar a través de un aro es el tercer y último clásico truco:

-Sentar a tu perro a un lado de un aro

-Llamar la atención del perro con tu mano al otro lado del aro

-Agarrar un regalo con una mano y dale al perro la orden

-Al principio puede intentar dar vueltas o pasar por debajo del aro, si esto sucede, comenzar de nuevo

-Como el perro quiere el regalo, pronto aprenderá que dar vueltas o pasar por debajo no logrará el cometido, lo que probará a atravesarlo.