Por qué nunca hay que darle paracetamol a nuestro perro

Medicar a una mascota sin el aval de un veterinario puede ser letal.
<a href="https://elintransigente.com/animals/2019/10/31/por-que-nunca-hay-que-darle-paracetamol-a-nuestro-perro/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-31T13:16:52-03:00">octubre 31, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-31T13:16:53-03:00">octubre 31, 2019</time></a>

Medicar sin prescripción médica es un riesgo que puede ser letal, y dar paracetamol a nuestra mascota es, quizá, una de las peores decisiones a tomar sobre la salud de los canes. Siempre, ante algún síntoma de posible enfermedad, la mejor decisión es acudir al veterinario hará un diagnóstico y evaluará el tratamiento de las patologías en animales. Parece obvio, pero no lo es.

Muchos creen que dándoles una pastilla como el paracetamol, por ejemplo, se ahorran la consulta al veterinario -que tiene un costo- más el tratamiento correspondiente. También, creen que el organismo de los perros puede asimilar son consecuencias una medicación equivocada, algo que también es totalmente erróneo. Por ello, los animales deben ser tratados como humanos.

El paracetamol es un fármaco perteneciente al grupo de los antiinflamatorios no esteroideos, con propiedades analgésicas y antipiréticas, y recetados para disminuir el dolor leve o moderado y la aparición de fiebre. Los perros sí pueden tomar paracetamol, pero en dosis mínimas. La pregunta que surge es ¿cómo saber la dósis correcta?

“La dosis terapéutica de paracetamol en perros es de 15 mg/kg y la dosis letal es de 150 mg/kg. Esto quiere decir que si, por ejemplo, damos una pastilla a un perro de siete kilos de peso, habremos superado la dosis letal y, probablemente, el perro morirá”, detalla el sitio Mis Animales. “Cuando un individuo toma paracetamol, este se une a las proteínas de la sangre, lo que impide el transporte del oxígeno. Además, su paso por el hígado, a grandes dosis, provoca necrosis en este órgano”.

Los síntomas más comunes al dar paracetamol a tu perro son:

-Cianosis: ciertas partes del cuerpo del animal toman un color azulado
-Taquicardia
-Disnea o dificultad respiratoria
-Ictericia: coloración amarillenta de la piel y mucosas debido al fallo hepático
-Debilidad
-Hinchazón de las patas
-Dolor abdominal
-Vómito
-Falta de apetito
-Coma

Posibles consecuencias

La más extrema consecuencia del paracetamol es nuestras mascotas es la muerte ya que hablamos de un fármaco que impide la oxigenación de los tejidos y causa graves daños al hígado. A su vez, provoca daños directos en la mucosa gastrointestinal y por otro lado, inhiben a las prostaglandinas, que son unas moléculas cuya función es la de proteger la mucosa gastrointestinal.

Vale aclarar que en dosis bajas, estos efectos no son posibles, pero en una intoxicación por sobredosis, sí se dan; y un error muy común es no tener en cuenta el peso al momento de automedicar. Por la forma en la que el paracetamol se metaboliza a nivel renal, es decir, en los riñones, las dosis bajas son fácilmente excretadas. Sin embargo, en dosis altas se reabsorbe y vuelve al torrente sanguíneo. Esto conlleva una reintoxicación y difícil excreción del fármaco.