Dime cómo duerme tu perro y te diré cómo es su personalidad

Los peludos tienen una forma de dormir muy particular. Conocé cuál es su significado.
<a href="https://elintransigente.com/animals/2020/01/15/dime-como-duerme-tu-perro-y-te-dire-como-es-su-personalidad/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-15T02:19:20-03:00">enero 15, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-15T02:23:47-03:00">enero 15, 2020</time></a>

Las diferentes formas de dormir de un perro pueden revelar muchos signos sobre su verdadera personalidad. Por ello, es importante que los mascoteros conozcan a fondo el comportamiento y los hábitos de los peludos, así sabrán si tienen episodios de ansiedad, miedo, tristeza o depresión y poder actuar rápidamente. No es una tarea complicada, tampoco toma mucho tiempo pero si suma atención.

De espaldas o boca arriba:

Esta es una de las posiciones más relajadas para un perro. Esto se debe a que sus partes más vulnerables quedan expuestas, y así se demuestra que se siente seguro y confiado. En otras ocasiones puede ser signo de que está acalorado o muy cansado por la actividad que mantuvo en el día a día. Claramente es una manifestación de que el animal está contento, tranquilo y adaptado a su hogar.

Boca abajo:

Está claro que también es una de las formas habituales en las que los perros logran consiliar el sueño: con la panza pegada al piso. Es decir, en la posición boca abajo los canes pueden erguirse rápidamente por si llegan a detectar algún peligro. En la mayoría de los peludos que duermen en esta postura, el sueño es ligero y va en consonancia con su instinto de supervivencia. Además son tiernos y tímidos, pero también alertas.

De costado:

Esta postura es muy particular, pues cuando un perro adopta dormir de lado demuestra es una señal de que se siente seguro. Esto se debe a que al no cubrir sus órganos vitales igualmente se siente confiado en su entorno. Por otro lado está cómodo con quienes viven y su comportamiento es sao, relajado. También es un animal con fuertes vínculos con su núcleo familiar; confía en ellos, así que concilia el suelo rápidamente.

Pero en relación al tema se abre un hilo: ¿es sano dormir con tu perro? Desde hace años es un tema que está en tela de juicio y, al parecer, no tiene una respuesta concreta. Si a las pruebas se remiten vale destacar los dos puntos de vistas que protagonizan los animalistas y los científicos. Una vez expuestas sus teorías nace la necesidad de formular la siguiente pregunta: ¿qué consecuencias tiene el dormir con un perro? Más novedades de esta nota en el siguiente enlace.