¿Está tu perro a salvo, incluso en tu casa?

En tu propia casa, hay muchas amenazas para tu perro
<a href="https://elintransigente.com/animals/2020/03/16/esta-tu-perro-a-salvo-incluso-en-tu-casa/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-16T18:54:53-03:00">marzo 16, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-17T18:24:18-03:00">marzo 17, 2020</time></a>

Amamos a nuestros cachorros como amamos a nuestros hijos. De hecho, algunos días, ¡son probablemente nuestros niños favoritos! Pero eso no significa que no puedan ser un problema. Se cree que no pueden infectarse con este nuevo tipo de coronavirus, pero eso no significa que estén a salvo. Hay en nuestras casas muchas cosas que para los perros, son veneno.

A nuestros peludos amigos les gusta meter sus narices (u hocicos) en todo, desde una caja de galletitas que nos olvidamos en la mesa, alguna copa de vino y hasta en nuestros zapatos favoritos. Los adoramos igual, pero hay algunos artículos comunes que debemos asegurarnos de mantener alejados.

Algunas plantas

Muchas plantas están completamente bien para que las mascotas las mastiquen (no es que sea deseable). Otras tienen el potencial de causar daños graves. Si sos de tener muchas plantas y flores en toda tu casa, definitivamente querés estar al tanto de cuáles pueden ser venenosas.

Los narcisos, la azaleas, los tulipanes y las peonías, por ejemplo, son flores que se ven lindísimas en tu mesa. Pero cuidado con los perros, para ellos son peligrosas. Además, el filodendro y el aloe vera tampoco son aconsejables.

Chocolate

La mayoría de las personas saben que el chocolate es dañino para los perros. Pero lo que la gente no sabe es que incluso un poquito de chocolate puede ser fatal. Las metilxantinas, que se encuentran en el chocolate, pueden causar vómitos y diarrea, jadeo, sed y micción excesiva, hiperactividad, ritmo cardíaco anormal, temblores, convulsiones y posiblemente la muerte.

dogs.

Alcohol

Algunas personas piensan que es divertido darle a su perro una cerveza ocasional. Pero, en realidad, no es tan seguro como se podría pensar. La dificultad para respirar es una reacción bastante común en los perros. Una buena regla general es tratar a tu perro como un niño peludo.