¡Atención! La extinción de los animales vertebrados está creciendo a gran escala

Este fue el estudio que comprobó lo ineludible.

Resulta innegable, que el impacto humano ha logrado exterminar a cientos de especies de animales vertebrados terrestres a lo largo de toda la historia. Así mismo, las personas han llevado al límite de la extinción muchas otras razas. Según información científica masificada por Proceedings of the National Acadmy of Sciences(PNAS), una publicación oficial de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

En la sinopsis de este estudio liderado por el biólogo Paul Ehrlich, este asegura: “Miles de poblaciones de especies animales vertebradas en peligro crítico de extinción se han perdido en un siglo; lo que indica que la sexta extinción masiva es causada por humanos y se está acelerando”, asevera el estadounidense de la Universidad de Stanford. Asimismo y de acuerdo con los investigadores, la mayoría de los animales que se enfrentan a sus últimas especies se encuentran en regiones tropicales.

Culpa de los humanos: ¿Por qué?

Tal parece que estas zonas, incluyendo las subtropicales, han sido afectadas por la vida humana en gran escala. Por ello, dicha investigación identifica la presión humana como factor desencadenante de este crecimiento en el número de extinciones. El aumento de la población mundial, la destrucción de hábitats, la crisis climática, la contaminación ambiental y el comercio de animales ha golpeado fuertemente la vida habitual de las especies.

Según la información que mostró el reporte, al menos 543 variedades de vertebrados terrestres se extinguieron durante el Siglo XX; mientras que la reciente investigación estima que casi el mismo número de especie, desaparecerán de la faz del planeta en las próximas décadas. Como parte de su labor investigativa, los especialistas examinaron 29mil 400 especies de vertebrados terrestres y determinaron los casos más críticos de extinción.

Sin olvidar que la pérdida de vitalidad simboliza una grave amenaza para la vida en el planeta, ya que cuando se deterioran los ecosistemas, son menos capaces de preservar climas estables, proporcionar agua potable, polinizar y proteger la biodiversidad, incluyendo a la especie humana afectada por los desastres naturales y las enfermedades. Entre los animales más críticos se encontraron: Oso Panda, Osos polares y el Gorila de la montaña.

Compartir en: