¿Lo sabías? Los animales también pueden donar sangre a sus amigos

Son más nobles de lo que todos piensan.

Nuestras mascotas, son capaces de donar sangre a sus amigos, tal cual como sucede entres los seres humanos. A pesar de que este tema no se encuentra con la documentación necesaria, la acción es hecho. “El 70 % de los propietarios ignora que sus mascotas pueden ser donantes de sangre pero. De ese porcentaje, el 90 % estaría de acuerdo” en hacerlo, afirmó el director clínico del Banco de Sangre Animal (BSA), Ignacio Mesa.

Con motivo del Día Mundial del Donante de Sangre este domingo, el especialista decidió ventilar esta misteriosa verdad. Para ahondar en tema, aseguró que donación animal es “un campo muy desconocido de la veterinaria“ y, en consecuencia, “no es fácil llegar a los pacientes finales, ya que no hay tantas donaciones”. Aunado a ello, se conoció que bajaron las reservas, motivado a la crisis sanitaria que atacó al planeta.

¡Es todo un milagro!

También se conoció que la mitad de las extracciones se practica a domicilio. Esto para garantizar un entorno cómodo tanto para el animal como para el propietario, y todas se llevan a cabo por “profesionales concienciados con ética animal”, según aseveró Mesa. Pese a la fuerte crisis que desató el nuevo coronavirus en España; el banco de sangre ha conseguido mantener un ritmo de entre 350 y 400 transfusiones mensuales.

Para continuar con sus declaraciones, afirmó que en las últimas dos semanas, con el relajamiento de las medidas de reclusión forzada, la respuesta de los propietarios “ha sido preciosa. Nos han empezado a llamar para que sus mascotas volvieran a donar, porque se sienten orgullosos de que lo hagan”. En definitiva, esta mascota de cuatro patas, es una criatura noble y merecedora del título “el mejor amigo del hombre”.

¿Cómo saber si mi mascota puede donar?

Cabe destacar, que para convertirse en donante, en el caso de los perros deben tener entre 1 y 8 años, un peso superior a los 25 kilos, estar vacunado y desparasitado y no mostrar evidencia de enfermedades infecciosas. Además de tener un “carácter tranquilo y simpático, para que la experiencia no resulte estresante”. También es importante que el propio animal no haya recibido transfusiones previamente.

Por su parte, del lado felino, la mascota también debe tener unas características similares, estar vacunados y desparasitados. Y tener una edad de entre 1 y 8 años, aunque es más frecuente que se les tenga que administrar algún tipo de sedación ligera. Asimismo, estos peludos amigos deberán tener un peso superior a 3,5 kilos, vivir en espacios interiores, estar alimentados sólo con dieta comercial y carecer de soplos cardíacos. 

Compartir en: