¡Majestuoso! Las ballenas jorobadas cambiaron sus planes

Esta fue la novedad que sorprendió a los colombianos.

La yubarta, también conocida como ballena jorobada, cada año entre entre los meses de julio y noviembre llegan al Pacífico colombiano. Este viaje lo efectúan con la finalidad de aparearse y dar a luz a sus ballenatos, y con el traen al mundo humano uno de los espectáculos más únicos y esperado por los turistas que tienen la oportunidad de disfrutar este avistamiento. En este año convulsionado por la crisis sanitaria, decidieron adelantar su viaje.

Esta información se conoció, luego de que algunos pescadores y habitantes de la región aseguraran haber visto los primeros grupos de estos ejemplares, cerca de “Buenaventura“. Estos se encuentran en el inicio de su viaje hasta el norte, un acontecimiento natural que normalmente ocurre después de la mitad de año. ¿El confinamiento obligatorio tendrá algo que ver con este adelanto?

Un visita adelantada

Por supuesto, que estos majestuosos animales mamíferos se encargan de embellecer el paisaje de las costas, en diversas zonas en donde deciden hospedarse. Cabe destacar, que antes de llegar a su destino, los cetáceos ya habrían recorrido unos 8.000 kilómetros desde la Antártida. En cuanto a la cantidad, podrían ser aproximadamente 3.000 ballenas jorobadas que llegan al país colombiano.

Según la información que trascendió, la mayoría de estos animales toman la decisión de visitar las siguientes aguas: Nuquí y Bahía Sola, en Chocó; Buenaventura, en Valle de Cauca; Tumaco, en Nariño y Guapi, en Cuaca. Aunado a estos, los Parques Nacionales Naturales de Uramba Bahía Málaga, Gorgona y Utría, también tienen le honor de apreciar este increíble desfile de gigantes.

Este espectáculo no solo es visual, ya que en estos paradisíacos parajes se posible escuchar cantos de ballenas para llamar la atención o seducir a la hembra. Un dato curioso de este comportamiento, recae en que los ecos de sus cantos podrían durar hasta 50 minutos. Aunado a esto, podrían alcanzar una distancia de 25 kilómetros bajo el agua.

Compartir en: