“Me lo tomo como un juego”: Celine Dion no se toma a pecho la moda

Su presencia en los desfiles de moda se ha hecho casi costumbre y obligación.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/05/02/me-lo-tomo-como-un-juego-celine-dion-no-se-toma-a-pecho-la-moda/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-02T22:40:31-03:00">mayo 2, 2019</time></a>

Celine Dion es una de las voces más privilegiadas tras consagrarse en 1997 con “My Heart Will Go On”, el soundtrack de “Titanic”, su carrera siempre fue en ascenso. Pero más allá de lo musical ha trascendido al mundo de la moda, en el que ye se ha caracterizado como un icono y sinónimo de estilo gracias a sus recientes participaciones en los desfiles de alta costura celebrados en Paris. Verla en tales eventos se ha convertido en una tradición.

Pero lejos de considerarse un ejemplo a seguir en este ámbito, la cantante ha hecho gala de su humildad  y ha dejado claro que no cree que sea un “icono” que inspire a todos aquellos en busca de fuentes de tendencias originales. Lejos de la percepción que tienen muchos, la moda sigue siendo para Celine Dion “un juego” que se basa en el experimento.

En declaraciones a una importante revista de moda norteamericana, la famosa intérprete que triunfa con su residencia en Las Vegas dijo: “Me encanta la moda, desde luego, pero la concibo como un medio de expresión artística. Es una forma de expresarme como persona y me lo tomo como un juego, como si me convirtiera en un personaje que me otorga la libertad necesaria para dejarme llevar. ¿Que si me considero un icono de estilo? Pues la verdad es que no, creo que no. No me gusta tomármelo demasiado en serio”.

Y es que la cantante canadiense siempre ha tenido un carácter tildado como terapéutico bajo el cual no le toma ningún trabajo servirse de los atuendos que la hayan ayudado a sentirse mejor, elevar su autoestima y evadir por un momento un sinfín de preocupaciones y responsabilidades que pueda tener sobre la mesa. Después de todo debe lidiar con su condición de superestrella, ser madre de tres y aún lleva el luto por el fallecimiento de su esposo.

“Soy de las personas que afrontan cada día como una entidad separada, de las que trata de sacar a relucir la mejor versión de sí misma. La moda me ayuda a expresarme como soy o lo que siento en cada momento, y creo que eso es lo más importante de todo”, añadió la cantante usando su característico enfoque optimista ante la vida aún en las peores situaciones, como las que ha tenido que afrontar a lo largo de su vida.

A comienzos de año Celine Dion ocupó las redes sociales cuando no pudo contener las lágrimas en medio de un desfile de Valentino. Pero lejos de conmoverse con las prendas que lucían las modelos, la verdad fue otra. Todo fue causado por la música que sonaba mientras las modelos desfilaban. De la banda sonora del desfile formó parte The first time ever I saw your face. La canción popularizada por Roberta Flack en los 70, sonó durante su boda con René Angelil.

Incluso se convirtió en una especie de himno para ella. La grabó para su disco All the way: a decade of songs, que vio luz en 1999, y no ha dejado de cantarla desde entonces. Hace cuatro años la cantó en uno de sus conciertos en Las Vegas durante un homenaje a su marido, ya por entonces enfermo de cáncer de garganta, mientras se proyectaba un vídeo de imágenes de la pareja junto a sus tres hijos. Tres meses después de aquel tributo, el productor falleció.