¿Sophie Turner… demasiado “gorda” para Hollywood?

La actriz reveló recientemente una de las etapas más duras en su carrera.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/05/04/sophie-turner-demasiado-gorda-para-hollywood/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-04T20:20:28-03:00">mayo 4, 2019</time></a>

Como un gran número de celebridades en Hollywood, Sophie Turner enfrentó momentos difíciles justo cuando su carrera como actriz despegaba  gracias a su protagónico en Game of Thrones, donde llegó a los 15 años. Además la franquicia X-Men ayudó a darle otro camino a su trayectoria incipiente, desclasificándola como una actriz de serie de fantasía. Una de las presiones que recibió vino desde Hollywood, para quien era demasiado “gorda” según ha dicho.

La actriz que interpreta a Sansa Stark en la serie de HBO se sinceró hace semanas en una entrevista donde dio a conocer que terminó sumida en una profunda depresión ya que los productores y estudios le reprocharan el hecho de que comenzara a ganar peso de manera inesperada.

“He experimentado de primera mano los efectos de las enfermedades mentales y he visto lo que puede hacer a los que rodean a la persona que la sufre. De pronto mi metabolismo se detuvo por completo y empezaron a salirme granos y engordé, y todo esto me sucedía delante de las cámaras”, le confesó a  la edición australiana de Marie Claire.

Afortunadamente para Sophie las cosas comenzaron a mejorar con terapia, que ahora recomienda a cualquier persona que tenga problemas parecidos a los que ella vivió.  “Todos necesitamos un terapeuta, en especial si te repiten constantemente que no eres lo suficientemente bueno o guapo. Creo que es muy importante tener alguien con quien hablar, y que te ayude a lidiar con lo que suceda”.

Y mientras ella avanza en su apariencia física, sorprendió a todos esta semana junto a su novio Joe Jonas dándose el «sí» en una ceremonia barata frente a un imitador de Elvis Presley en Las Vegas, justo después de los Billboard Music Awards. Aunque los hermanos Jonas estuvieron presentes, una gran cantidad de amigos y familiares se quedó por fuera, de manera tal que los recién casados estarían planeando una boda más formal en Francia.

De acuerdo a una destacada publicación norteamericana, la boda en la capilla de Las Vegas solo fue una manera divertida de solventar un trámite administrativo para unirse en matrimonio (algo que se esperaba fuese mucho más elegante y formal). Pero los famosos harían en Europa la «verdadera» ceremonia, rodeados por supuesto de su círculo de amistades y en la que Maisie Williams, una de las mejores amigas de Sophie podrá ser finalmente la dama de honor.

Cabe destacar que para que el matrimonio en Francia tuviera validez legal, uno de los novios se habría obligado a mudarse de país en los cuarenta días previos a la boda. Tratándose de cualquier persona común esto no habría sido inconveniente pero debido a las agendas profesionales de ambos todo se habría complicado aún más. Además habrían tenido que organizar una ceremonia religiosa y otra civil ya que solo realizando la primera no habría sido suficiente ante la ley.