¡Choque de divas! Taylor Swift insiste en seguirle los pasos a Beyoncé

En los VMA del año 2009 ambas artistas protagonizaron otra polémica junto a Kanye West.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/05/07/choque-de-divas-taylor-swift-insiste-en-seguirle-los-pasos-a-beyonce/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-07T12:52:53-03:00">mayo 7, 2019</time></a>

Es un choque de trenes… ¡y de estilos musicales! Desde la presentación de Taylor Swift en la ceremonia de los Premios Billboard Music Awards 2019, las comparaciones con Beyoncé han estado a la orden del día. ¿El motivo? El performance de su sencillo “Me!” junto a Brendon Urie de Panic! At the Disco, tuvo ciertas similitudes con el show que dio la exintegrante de Destiny’s Child en el Coachella Valley Music and Arts Festival en el año 2018.

Si bien es cierto, las bandas de música son un ícono de los Estados Unidos. Sin embargo, no es la primera vez que se utilizan para dar vida a un espectáculo de tal magnitud. Recordemos que Gwen Stefani interpretó su tema “Hollaback girl” en los Teen Choice Awards 2005 junto a una banda musical.

Mientras que Prince cantó dos de sus sencillos más conocidos como “Baby i’m a star” y “1999” en el medio tiempo del Super Bowl del año 2007, también con este formato. Asimismo, Madonna, la reina del pop, incluyó una banda de música en el marco de su gira “MDNA” que realizó en el año 2012.

Tampoco es la primera vez que surge una analogía entre las intérpretes de “Shake it off” y “Crazy in love”. El momento más crítico se vivió en los VMA del año 2009,  cuando Kanye West alegó que el premio a “Mejor videoclip” debió ir a las manos de Beyoncé en lugar de Taylor Swift. Pero todo se convirtió en una retahíla, y se extendió. Swift estrenó “Look what you made me do” y en su propuesta, el vestuario como la ubicación de las bailarinas con ella al mando, fue muy parecida a la idea presentada por QueenB en el intermedio del Super Bowl del año 2016 con “Single ladies”.

La coincidencia es que ambas divas están trabajando en un mismo punto: la promoción de sus proyectos más recientes. Por un lado, Beyoncé estrenó hace poco su documental en Netflix llamado “Homecoming”, una cinta que recopila cómo transcurrió su preparación para el “Coachella”. Por el otro, Swift continúa la promoción de su sencillo “Me!” que ya suma más de 140 millones de vistas en YouTube.

En toda esta polémica o comparativa hay dos noticias; una buena y otra mala. Como lo bueno no se hace esperar, te contamos que las cantantes no están solas, pues sus fanáticos las han defendido a capa y espada. Pero la mala noticia -esa que nadie quiere saber- es que los seguidores de Beyoncé en las redes sociales han catalogado a Swift como un “troll”.

¿Algo exagerado para tratarse de una presentación musical? Pues bien, en este caso hay más tela que cortar. La autora de “Love story” también fue objeto de duras críticas y memes en las plataformas digitales hasta el punto de posicionarse con la etiqueta #Mayochella. Lo que podría calificarse como la contraparte del performance de Beyoncé al que bautizaron como “Beychella”.

En imágenes: la analogía entre Switf y Beyoncé

1. Inicio del show

Swift, con una imponente banda de música, la iluminación en tonos pasteles que combinaban con los uniformes rosados de los percursionistas y las explosiones sobre el escenario de los Premios Billboard 2019, transportó a los asistentes a la actuación de Beyoncé en el festival de “Coachella” en el pasado mes de diciembre.

Parte del show de Beyoncé en el Coachella 2018. / Fuente: Penske Media Corporation (PMC).
Parte del show de Taylor Swift en los Premios Billboard 2019. / Fuente:
REUTERS.

2. Reacciones en las redes sociales

El duelo entre los admiradores de ambas celebridades no se hizo esperar en las redes sociales. Unos apoyando a Swift, otros a Beyoncé, sin duda movieron a la opinión pública. Algunos usuarios recurrieron a fotografías de las pasadas presentaciones de las artistas para dejar en claro, o al menos intentarlo, quién copió a quién. Para otros solo se trató de una simple coincidencia.