Kanye West: de innovador en la moda a decepción en la MET Gala 2019

El cantante no lució a la altura de Kim en la gala más importante de la moda.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/05/07/kanye-west-de-innovador-en-la-moda-a-decepcion-en-el-met-gala-2019/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-07T21:58:58-03:00">mayo 7, 2019</time></a>

Kanye West es para muchos referente de moda, tiene su propia línea de ropa y diseña para Nike. Si bien es cierto que la moda tiene infinitas variaciones y maneras de interpretar, la más reciente aparición pública del rapero dejó mucho qué desear. Estuvo presente en la MET Gala 2019 junto a su esposa, Kim Kardashian que sí lució espectacular, pero su elección no fue la mejor.

A juzgar por las fotos, Kanye no comprendió el tema de la gala: el Camp, un concepto ideado por la ensayista Susan Sontang que bien podría resumirse en una mezcla entre el pop, la inteligencia, la ironía y algo de esnobismo. Un puñado de celebridades se presentó con lo mejor que tenían, como Katy Perry que lució un increíble candelabro; Jared Leto que llevó una reproducción de su propia cabeza o Ezra Miller que se consagró como el perfecto modelo de las alfombras rojas.

A decir verdad, cada quien interpretó el Camp como quiso pero todos acordaron en la excentricidad para esa noche. Todos bajo la excepción de Kanye West que no lució nada parecido a lo que mencionamos anteriormente y defraudó con su elección. El padre de tres escogió una chaqueta de la marca Dickies que llegó a ser vista en 2009 como sinónimo de trendy.

La pieza es conocida también como la “chaqueta Eisenhower” por su gran parecido a las que usaban los trabajadores a finales de la década de los 40 y principios de los 50. De hecho es posible adquirirla en la página web de la marca por menos de 50 dólares, exactamente 42,99 dólares.

Y aunque esto quizás haya sido estudiado por el rapero, no se puede negar que contrastó marcadamente con la imagen de su esposa. Kim por su parte lució un wet look creación de Manfred Thierry Mugler que se convirtió en su primer diseño en veinte años. El vestido y el pelo de la empresaria daban la impresión de estar mojados, por lo que para la gran mayoría fue un total acierto.

“Salida del océano pacífico y directo para la alfombra roja de la gala del Met para brillar como la estrella más brillante”, escribió el diseñador en su cuenta de Instagram. El estilo camp que predominó la noche fue acogido sí por las más chicas de la familia: Kendall y Kylie, ambas acudieron luciendo plumas de Versace. Mientras que Kris fue tiñó su cabellera de rubia y fue vestida por Toommy Hilfiger.

El MET Gala se realiza desde 1995 y es uno de los eventos más esperados de la moda. Durante esta noche grandes estrellas del cine, la música y el arte se lucen en vestidos de importantes diseñadores y son la vidriera del mundo de la moda.

Desde hace algunos años es Anna Wintour, la editora de Vogue USA, quien se encarga de la organización del evento. Junto a ella estuvieron: Lady Gaga, la tenista Serena Williams, el cantante Harry Styles y Alessandro Michele, la cabeza creativa de Gucci desde 2015.