Las hermanas Hadid son “el día y la noche” sobre la red carpet de la Gala Met 2019

En la fiesta anual de la moda, Gigi y Bella Hadid lucieron looks opuestos y un increíble cambio de estilo. ¡Aquí las fotos!
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/05/07/las-hermanas-hadid-son-el-dia-y-la-noche-sobre-la-red-carpet-de-la-gala-met-2019/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-07T11:20:19-03:00">mayo 7, 2019</time></a>

¡Están casi irreconocibles! Con cambio de estilo y looks opuestos, las famosas hermanas Hadid deslumbraron en la noche de ayer, lunes 06 de mayo. Lo cierto es que por más que ambas se dediquen al modelaje o sientan un amor incondicional por la comida rápida, Gigi y Bella Hadid no podrían ser más diferentes una de la otra.

Ambas suelen ser una de las apariciones más esperadas en la red carpet de la Gala Met y, este año, sorprendieron a los presentes y a sus millones de seguidores con unos estilos totalmente distintos pero acordes con la etiqueta de la celebración, cuyo tema era “Camp: Notes on Fashion“, que se centraba en el amor por la moda exagerada.

Ahora bien, la prueba de que sus personalidades son como “el día y la noche” también sorprendió en la alfombra roja. ¿El motivo? La aparición de Bella Hadid fue espectacular por partida doble ya que la fiesta de inauguración del Museo Metropolitano de Arte ha sido la mejor excusa para cambiar su look y elegir un corte de pelo que nunca le habíamos visto (hasta ahora) y sin necesidad de recurrir a las tijeras.

Es decir, se trata de una peluca “pixie” con la raya al lateral y un flequillo que potenciaba la mirada de la modelo. Pero, lo que no podíamos dejar de ver era el vestido joya por el que se decantó la top. Una obra maestra de Moschino cuyo director creativo, Jeremy Scott, no solo aparece en la exposición que inaugura el Instituto del Traje, sino que, sus creaciones para la firma italiana son la mismísima definición de “Camp” al ser excesivas e irreverentes.

Por otro lado, la prensa internacional destacó el diseño que portaba la menor de las hermanas. Un vestido negro ceñido a su silueta, la misma que mostraba como una segunda piel. Asimismo, la prenda venía con los accesorios incluidos ya que las joyas estaban cosidas tanto en el escote como en los “cut outs” de la cintura y cadera, sin olvidar los guantes largos cubiertos de pulseras de brillantes multicolores que lució la joven de una manera inigualable.

Sin duda, un look con el que podríamos imaginarnos a la perfección a la modelo yendo a un concierto de ópera. Y si el negro es uno de los colores fetiches de Bella, su hermana mayor Gigi Hadid tiró por el lado opuesto al de ella. En esta ocasión, la celebridad se decantó por un total look blanco. Pero, ¿cuál fue la estrategia de la maniquí?

Finalmente, resaltamos que esta última lució una prenda de Michael Kors que también personificaba los elementos del tema “Camp: Notes on Fashion“. Detalles dorados, plateados, pendientes XL, tocado a juego y hasta unas pestañas postizas blancas que daban a la modelo de Victoria’s Secret un aire futurista. Además, su conjunto de dos piezas estaba formado por un mono largo de cuello alto que se ceñía al talle y una capa con solapas ‘oversize’ con plumas alrededor del bajo para hacer la mezcla aún más exagerada. ¡Impactante!