La explosiva confesión de Lamar Odom, el ex de Khloe Kardashian

Lamar Odom / Instagram

El exatleta se sincera en sus nuevas memorias, donde habla sobre su etapa más oscura.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/05/17/la-explosiva-confesion-de-lamar-odom-el-ex-de-khloe-kardashian/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-17T00:11:58-03:00">mayo 17, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-17T00:11:59-03:00">mayo 17, 2019</time></a>

Desde que Lamar Odom “volvió a la vida” en el episodio cuando se le halló inconsciente en su vivienda bajo los efectos del alcohol y las drogas, se mantuvo alejado de la atención mediática. Hasta ahora cuando ha decidido dar unas explosivas declaraciones en las que se sinceró sobre su obsesión con el sexo.

El ex marido de Khloe Kardashian lo deja claro en sus nuevas memorias, “Darkness to Light”. “Ha habido demasiadas strippers como para llevar la cuenta. Entonces ni siquiera me parecía para tanto, pero a menudo solía pagarles (a cambio de sexo). Jamás tuve una peor opinión de ellas por eso”.

Otro de los temas que contó Lamar en sus narraciones es el fracaso de su matrimonio con la estrella del reality show a raíz de sus adicciones (cada una de ellas). No obstante, ella se mantuvo siempre para él aun en sus peores momentos y lo acompañó durante la recuperación de la sobredosis en 2015.

La semana pasada la exestrella de la NBA anunció su participación en una nueva competición llamada BIG3 y ha manifestado lo “afortunado” que es de poder seguir con vida tras todo lo que atravesó.

“Mis doctores me dicen que soy un milagro andante. Todavía no se pueden creer que siga aquí después de todo lo que he pasado. Es verdad que siempre he tenido una voluntad de hierro, pero ahora creo que es más fuerte incluso de lo que pensaba. En el fondo no deja de ser el testimonio de que Dios es bueno”, dijo el atleta estadounidense en una rueda de prensa reciente según reseñó El Intransigente.

“Cuando me desperté y me percaté de que no podía hablar ni moverme, pensé que había llegado el fin. Jamás pensé que podría volver a jugar al baloncesto o estar aquí hablando con ustedes. El mero hecho de poder estar aquí es ya un triunfo colosal”, dijo, añadiendo que 10 años de escándalo y excesos no podían terminar de otra manera para él.

Aunque en el camino de su desintoxicación de las drogas y el alcohol se separara definitivamente de Khloe Kardashian en 2016, Lamar tiene consuelo al saber que su relación con la estrella es muy buena, al punto de poder entablar una sólida amistad que le ha permitido a él enmendar los errores del pasado, ya superado.