¡Mirá a Kate Middleton presidir la celebración anual del “Beating Retreat”!

Te contamos que después de deslumbrar con su estilismo, el pasado lunes 03 de junio, gracias al vestido blanco de Alexander McQueen que lució para la cena de gala en honor al presidente de los Estados Unidos, Kate Middleton volvió a brillar con su estilo como solo ella sabe hacerlo. Lejos de optar (una vez más) por la tiara Lover’s Knot que eligió para el banquete en el Palacio de Buckingham con la familia Trump, este pasado jueves 06 de junio, la duquesa de Cambridge se centró en un pequeño detalle cargado de historia.

¿De qué se trata todo esto? Pues bien, con motivo de la celebración anual del “Beating Retreat“, la esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra ha querido incluir en su nuevo look una joya muy especial con la que ha roto su propia tradición estilística. En esta ocasión, la nuera del príncipe Carlos presidió una ceremonia militar que empezó a celebrarse en el siglo XVI y que cada año tiene lugar dos días antes del popular “Trooping the Colour“.

Sí, nos referíamos a esa festividad que este nuevo año podría estar marcada por la reaparición de Meghan Markle, la esposa del príncipe Harry, quien dio a luz a su primer hijo de nombre Archie. Además, se trata de uno de los eventos reales más importantes del año para los británicos y con el que, desde 1748, se celebra de forma oficial (en Londres) el cumpleaños de la reina Isabel II.

Ahora bien, continuando con la cita que ha tenido ayer Kate Middleton, la royal ha querido decantarse por un look bastante sobrio y, más que nada, acorde con el escenario castrense al que acudía. ¿Su elección del día? Un increíble abrigo blanco roto de corte ‘midi’, con bolsillos laterales, cuello ‘baby doll’ y silueta entallada firmada por Catherine Walker. ¿No lo recuerdas? Es un diseño que la duquesa ya llevó en el año 2016 durante su viaje oficial a Canadá, y con el que demostró su siempre acertado criterio en materia de protocolo.

View this post on Instagram

The Duchess of Cambridge takes the Salute at the @HouseholdDivision’s Beating Retreat — a spectacular evening pageant of music and military precision drill, including horses, cannon and fireworks. Military Beating Retreat concerts have a long tradition dating back to the 1690s. Originally the beating of the drum was used to order troops to break off fighting and withdraw to the safety of camp as darkness fell, later it signalled the closing of the camp gates at the end of the day and called troops back to base for the night. Today a Beating Retreat is an evening military concert with a marching display and usually marks the lowering of the Regimental flag at sunset, performed each year on the Wednesday and Thursday evenings preceding the Queen’s Birthday Parade, or “Trooping The Colour” as it is often called 📷PA @armyinlondon @household_cavalry #BeatingRetreat #HorseGuards #horseguardsparade

A post shared by Kensington Palace (@kensingtonroyal) on

“La duquesa de Cambridge saluda en el @HouseholdDivision’s Beating Retreat, un espectacular desfile nocturno de música y ejercicios de precisión militar, incluyendo caballos, cañones y fuegos artificiales. Los conciertos de ‘Military Beating Retreat’ tienen una larga tradición que se remonta a la década de 1690”, comienza el comunicado oficial a través de la cuenta de los duques de Cambridge @kensingtonroyal.

“Originalmente el repique del tambor se usaba para ordenar a las tropas que rompieran los combates y se retiraran a la seguridad del campamento a medida que caía la noche, más tarde se señalaba el cierre de las puertas del campamento al final del día y se llamaba a las tropas de vuelta a la base para que pasaran la noche. Hoy en día, un ‘Beating Retreat’ es un concierto militar vespertino con una exhibición de marcha y por lo general marca el descenso de la bandera del Regimiento al atardecer, que se realiza cada año los miércoles y jueves por la noche antes del Desfile de Cumpleaños de la reina Isabel II, o ‘Trooping The Colour’, como a menudo se le llama”, reza el anuncio publicado en Instagram.

Por último, como complementos, la esposa del príncipe Guillermo lució unos stilettos en color praliné de Gianvito Rossi, unos pendientes de flores en diamantes, perlas y oro amarillo, de Cassanda Goad; y un broche con forma de trébol en oro con una esmeralda en el centro firmado por Cartier. ¿Acaso ya lo habías visto antes? Claro que sí, siempre lo ha usado con motivo de las celebraciones de “San Patricio“, en sus visitas a la Guardia irlandesa. De ahí que su elección haya llamado poderosamente la atención de los expertos en realeza británica, al recuperarlo para el Beating Retreat.

<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/06/07/mira-a-kate-middleton-presidir-la-celebracion-anual-del-beating-retreat/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-07T12:01:56-03:00">junio 7, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-07T12:01:57-03:00">junio 7, 2019</time></a>, , ,