Margot Robbie no se considera una “mujer explosiva”

Foto: Margot Robbie / Instagram

Con 28 años ha escalado a pasos agigantados desde su primeros papeles.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/06/08/margot-robbie-no-se-considera-una-mujer-explosiva/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-08T22:07:25-03:00">junio 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-08T22:07:26-03:00">junio 8, 2019</time></a>

Lejos de la imagen que puede llegar a proyectar Margot Robbie, a quien los medios suelen referirse como una “mujer explosiva” ella no cree que pueda estar dentro de tal calificación. Según ha reconocido recientemente, es incluso una palabra que detesta y no está a gusto cuando la califican de tal manera.

La estrella de Hollywood acaba de estrenar en Cannes la nueva película de Quentin Tarantino, “Once Upon a Time in Hollywood”. A sus 28 años ha escalado rápidamente con renombrados papeles como el de la patinadora estadounidense Tonya o la espectacular novia de Leonardo Di Caprio en “El Lobo de Wall Street”.

Es esa categorización de “mujer hermosa” o “bomba sexy” lo que la molesta cuando solo se fijan en los atributos estéticos sin dar oportunidad a otras cualidades igual o mejores para destacar. En declaraciones a la revista Vogue, Margot ha explicado su postura al respecto:

“Odio esa palabra. La odio muchísimo, me siento como una niña consentida diciéndolo porque hay cosas peores pero no soy una mujer explosiva. No soy alguien que entre en una habitación y la música se pare y la gente se voltee. Eso no ocurre, la gente que me conoce si tuviese que describirme en una palabra, no sé cuál sería pero estoy segura de que no sería una mujer explosiva”, sostuvo.

Por otro lado,  Margot Robbie reveló que trabajar con Quentin Tarantino en “Once Upon a Time in Hollywood” fue una decisión que tuvo que pensar más de una vez. La actriz de 28 años se transformó en la portada de julio de la revista Vogue y compartió en sus páginas sus sensaciones al ser parte de una nueva película del prestigioso cineasta.

Luego de “I Tonya”, donde la artista consiguió una nominación al Oscar al interpretar a la polémica patinadora Tonya Harding, Robbie sintió que podía meterse en las grandes ligas y le escribió una carta a Tarantino para ofrecer sus servicios en sus próximas películas.

Entonces, la actriz firmó para interpretar a Sharon Tate en “Once Upon a Time in Hollywood”, la primera película de Quentin Tarantino no producida por Harvey Weinstein, el exmagnate del cine que fue acusado por más de 80 mujeres del ambiente por abuso sexual.