Por qué Hugh Grant no quiere seguir haciendo comedias románticas

Conocido por sus interpretaciones en comedias románticas, se ha alejado del género.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/06/08/por-que-hugh-grant-no-quiere-seguir-haciendo-comedias-romanticas/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-08T21:47:50-03:00">junio 8, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-08T21:47:51-03:00">junio 8, 2019</time></a>

La década de los 90 y comienzos del 2000 significaron para algunos actores y actrices la consagración en comedias románticas. En el caso femenino fue Julia Roberts y su par masculino era Hugh Grant, conocido por su participación en “El Diario de Bridget Jones”, pero esa época ha quedado atrás y el artista cree que ya está muy viejo para eso.

Curiosamente su excompañera de set en “Notting Hill” piensa igual ahora que dijo que aparecer en una película de este género en inviable para ella, a no ser que le ofrezcan el papel de la madre de la protagonista. En el caso de Hugh, sus proyectos actuales son de otra índole, según él mismo ha dicho.

“Me he vuelto demasiado viejo, feo y gordo para protagonizar ese tipo de películas. Aunque estoy implicándome en proyectos alejados de ese género, me odio menos”, dijo en declaraciones a The Hollywood Reporter.

Recordemos que el actor británico ha recibido un buen número de críticas positivas gracias a papeles como el que interpretó en la serie “A Very English Scandal”. Las que las mejores distinciones en su carrera le valieron nominaciones a los Globos de Oro.

No obstante, el hecho de que el tiempo haya causado estragos , esto no quiere decir que Grant se arrepienta de las pieles que ha encarnado en el pasado, como en la película “Cuatro Bodas y un funeral” que lo consolidaron en el género.

“He tenido mucha suerte y me han pagado verdaderas barbaridades por rodarlas. Además la mayoría de ellas son buenas. Excepto un par de títulos, puedo sentarme a verlas sabiendo que a la gente le gustan tanto como a mí”, agregó.

Claro que los papeles que ha interpretado no se parecen mucho a su carácter en la vida real, de acuerdo a la salvedad que ha hecho: “La gente me ha visto en comedias románticas y se piensa que soy igual de majo. Pero en realidad soy un villano”, sumó en medio de risas.