Michiko de Japón fue diagnosticada con anomalías en las válvulas cardíacas

Los médicos le han recomendado a la esposa de Akihito que reduzca la intensidad de su agenda pública. ¡Los detalles aquí en la nota!
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/06/13/michiko-de-japon-fue-diagnosticada-con-anomalias-en-las-valvulas-cardiacas/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-13T08:30:52-03:00">junio 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-13T08:41:28-03:00">junio 13, 2019</time></a>

Te contamos que la madre de Naruhito (emperador de Japón) vive actualmente un delicado momento de salud. ¿No lo sabías? Tal y como lo informó la Agencia de la Casa Imperial el pasado lunes 10 de junio la emperatriz, de 84 años, fue diagnosticada con unas anomalías en sus válvulas cardíacas. Por esta razón, los médicos le han recomendado que reduzca la intensidad de su agenda pública.

Lo cierto es que Michiko de Japón ha rebajado considerablemente sus actos públicos después de que su marido, Akihito, decidiera abdicar y dejar el trono en manos de su hijo. Ahora bien, según la prensa internacional, hace varios meses que la longeva emperatriz sufre de problemas respiratorios, algo que achacaba a su avanzada edad y a lo que ella no le dio suficiente importancia.

De momento, tras un completo examen cardíaco (del corazón), se encontraron esas anomalías atrioventriculares que “no cierran lo suficiente”. Por otro lado, a pesar de la estricta recomendación médica, desde la Casa Imperial se logró saber que la madre del actual emperador de Japón acompañará a su marido en la visita de tres días que realizará a Kioto esta semana.

De hecho, se ha querido enviar un mensaje de calma a los japoneses al subrayar que “sus síntomas son relativamente leves”, tal y como indica el comunicado oficial. Por ello, Michiko no quiso cancelar su nuevo viaje y decidió seguir (con total normalidad) su apretada agenda laboral, pero también ya está marcada la fecha con la operación de cataratas que tendrá que realizarse para solucionar los problemas de visión que lleva sufriendo desde hace años.

¿De qué se trata esto último? Pues bien, es una intervención hospitalaria que se realizará en dos tiempos y que lleva aplazando en su calendario para poder centrarse en las ceremonias por la abdicación de su esposo Akihito (emperador emérito desde el pasado 30 de abril de 2019) y posterior proclamación de su hijo Naruhito como actual emperador de Japón.

Cabe resaltar que la emperatriz emérita sufrió diferentes problemas de salud a lo largo de su vida que la marcaron, por ejemplo, en la década de los 90 padeció un trastorno depresivo que le llevó a perder la voz durante casi un año y, más adelante, le diagnosticaron fatiga psicológica, unida a una gastritis crónica producida por los apretados cinturones para los kimonos que exige el protocolo.

Finalmente, destacamos que Michiko de Japón tiene tres hijos: el mayor Nahurito (emperador del “Trono del Crisantemo” desde el pasado 01 de mayo de 2019), el segundo es el príncipe Fumihito (que a su vez tiene tres hijos: las princesas Mako y Kako; y el príncipito Hisahito) y, por último, la princesa Sayako que nació el 18 de abril de 1969.