Britney Spears vuelve a alarmar a sus fanáticos

Foto: Britney Spears / Instagram

Las recientes publicaciones de la cantante mantienen preocupados a los fans.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/06/14/britney-spears-vuelve-a-alarmar-a-sus-fanaticos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-14T21:24:55-03:00">junio 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-14T21:24:57-03:00">junio 14, 2019</time></a>

Las alarmas sonaron el mes pasado cuando Britney Spears entró por su propia cuenta a una clínica de salud mental para tratar sus problemas de ansiedad y estrés. Al punto que muchos de sus fanáticos comenzaron una campaña en redes sociales pidiendo su liberación pues aseguraban que había sido ingresada en contra de su voluntad.

La cantante salió del lugar hace algunas semanas y desde entonces no se ha apartado de las redes sociales. Ahí intenta mantener a todos sus seguidores al tanto de su día a día y de su mejoría, pero sus últimos post han generado totalmente lo contrario y los han preocupado aún más.

¿El motivo? Al parecer casi nada tendría que ver las publicaciones que ha hecho las últimas semanas Britney Spears con el contenido que usualmente suelen hacer otros famosos en las redes sociales. La intérprete de “Ooops I Didn´t Again” a menudo se graba a sí misma para mostrar su colección de zapatos y carteras o documenta sus coreografías con la luz que menos la favorece.

Todo esto fue volcado incluso en un minucioso artículo de The New York Times Magazine que califica como “aberrante” la cuenta de Instagram de la princesa del pop. Según el autor, dista bastante del perfil que había mantenido a lo largo de los años, siendo una estrella “aislada” del mundo pero que ahora quiere verse como una persona normal en redes.

Ni siquiera con el paso del tiempo Britney Spears ha mejorado la relación con los paparazzi que la acosan a donde quiera que vaya. Ahora la diva está acusando a los fotógrafos de retocar digitalmente las fotos que le toman para hacer que resulte en una imagen que dista mucho de la realidad.

Pero Britney no recuperó la confianza en todas las personas que quieren la mejor foto de ella y menos cuando acaba de salir de una clínica para recibir tratamiento psicológico por su ansiedad y estrés. Recientemente la cantante tomó sus redes para culpar a los fotógrafos de alterar sus instantáneas y venderlas más fácil y por más dinero.

“Muchos fans están constantemente criticando las imágenes que publicamos los famosos en nuestras redes sociales o diciendo que o bien son antiguas o que están retocadas”, decía Britney refiriéndose a la polémica con algunos seguidores que no creían  que realmente estuviese tan recuperada.