La firma de Carolina Herrera es acusada de “apropiación cultural”

El director creativo ha sido firme en defender su postura y la colección.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/06/14/la-firma-de-carolina-herrera-es-acusada-de-apropiacion-cultural/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-14T21:47:04-03:00">junio 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-14T21:47:06-03:00">junio 14, 2019</time></a>

La casa de modas de la diseñadora venezolana Carolina Herrera presentó recientemente su nueva colección, llamada Resort 2020. Según la firma, el nuevo producto “adquiere el ambiente lúdico y colorido de un día de fiesta latino. Inspirada en el espíritu de la alegría de vivir”, pero el gobierno de México no la percibió de la misma manera y la acusa de apropiación cultural”.

Según la descripción, la colección “trata de reacciones viscerales de patrones eclécticos de deleite, siluetas inesperadas y energía pulsante”. Según ha anunciado esta semana la ministra de Cultura de México, Alejandra Frausto, la firma de Herrera cometió apropiación cultural al haber utilizado diseños creados por comunidades indígenas mexicanas.

Ver esta publicación en Instagram

LATIN HOLIDAY Sunrise in Tulum The light of Lima Strolls in Mexico City The waves of José Ignacio Dancing in Buenos Aires The colors of Cartagena The Carolina Herrera Resort 2020 collection takes on the playful and colorful mood of a Latin holiday. Inspired by the House spirit of alegria de vivir that is synonymous with the resort season, this collection is about visceral reactions of delight—eclectic patterns, unexpected silhouettes, pulsating energy. This is my favorite collection that I have ever been a part of and I am so grateful to my amazing design team and the brilliant patternmakers and seamstresses who tirelessly brought it to life. And an especially huge thank you to the genius that is @tabithasimmons. These are just a few of the gorgeous images by @dariocatellani. Go to vogue.com to see the rest ❤️💙💚🧡💛

Una publicación compartida de W E S G O R D O N (@wesgordon) el

Y eso ni fue todo, enviaron también una carta al director creativo de la firma, Wes Gordon en la que exigen una explicación de la supuesta utilización de estos elementos culturales. Además, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador quiere conocer si habrá algún tipo de retribución económica a estas comunidades.

Por su parte, el director plantó su postura al defender que su trabajo es de hecho un homenaje a la vasta riqueza cultural mexicana. Y especificó el zarape mexicano, existente también en la cultura de Guatemala. Ahora bien, la inspiración bien podría confundirse con el plagio o la apropiación de un trabajo ajeno.

Según la revista Forbes, la apropiación cultural es definida como “el acto de tomar o utilizar cosas de una cultura que no es la nuestra, sobre todo cuando no se muestra respeto hacia esa cultura. Mientras tanto, la propia legislación mexicana tiene también sus formas y establece el uso de los símbolos patrios, que sí está prohibido en la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacional.

El texto legal especifica cuestiones como por ejemplo cómo debe lucir el águila sobre el nopal, el saludo cívico a la bandera nacional o la alteración a la letra y música del Himno Patrio. La ley fue promulgada en 1984 y es la veedora del respeto hacia los símbolos que identifican a millones de mexicanos dentro y fuera de sus fronteras.

Uno de los casos más sonados fue el de la cantante Paulina Rubio, quien en 2008 posó sin ropa envuelta en una bandera de México (su país natal) para la portada de una revista española. En cuanto la Secretaría de Gobernación tuvo conocimiento le sobrevino una multa de 50 mil pesos mexicanos.