La acusación contra Kevin Spacey por agresión sexual se desmorona

La defensa del actor pedirá a la corte que se desestime el caso por falta de pruebas.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/07/10/la-acusacion-contra-kevin-spacey-por-agresion-sexual-se-desmorona/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-10T23:54:03-03:00">julio 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-10T23:54:04-03:00">julio 10, 2019</time></a>

El caso que se mantiene abierto contra el reconocido actor de Hollywood Kevin Spacey podría quedar sin validez luego que el pasado lunes 8 de julio en joven que lo acusa decidiera no presentarse en la corte a brindar testimonio por miedo a incriminarse a sí mismo. A diferencia de la audiencia pasada, Spacey no estuvo presente en esta ocasión.

Cabe destacar que la vasta carrera del actor se derrumbó con las primeras acusaciones en su contra presentadas por un grupo de hombres en noviembre de 2017. En la isla de Nantucket, en Massachusetts, Spacey fue señalado por un joven de 18 años de haberlo tocado sin su consentimiento y haberlo instado a ingerir bebidas alcohólicas con él.

El chico cuya identidad no ha sido suministrada para salvaguardar su integridad dijo haberlo grabado todo con su teléfono celular pero hasta ahora el aparato no ha sido presentado a las autoridades. Esa fue la primera señal de debilitamiento del testimonio de la parte acusatoria. Fue su inculpación por atentado al pudor a finales de 2018 lo que dio pie a otras acusaciones de agresión sexual como parte del movimiento #MeToo.

Por el momento ninguna de estas causas en Estados Unidos o en Londres ha derivado en un caso penal y son tratados como casos civiles. Como se mencionó, el joven de 18 años dijo haber documentado la agresión del actor y con su celular haberle enviado mensajes de texto a su novia de aquel entonces contándole lo que había ocurrido. Pero el teléfono que la defensa pidió para examinar desapareció.

Un oficial de policía dijo haberlo entregado a la familia después de haber extraído todos los datos pero admitió que no pidió un recibo. Mientras que la familia dice que nunca lo recuperó. Cuando se le consultó sobre el paradero del celular, el joven respondió que no borró nada del contenido pero cuando se le advirtió que la manipulación del celular podía significar una demanda en su contra el joven invocó la Quinta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

Mientras que la madre del chico, una exconductora de televisión admitió haber eliminado de la memoria del teléfono algunas fotos avergonzantes a la imagen de su hijo antes de entregarlo a la policía. Pero asegura que no se deshizo de ninguna potencial prueba que respalde el testimonio del joven.

Entretanto, el juez Thomas Barrett no tomó una decisión definitiva este lunes pero la defensa adelantó que pedirá se desestime el caso por cuanto no existen pruebas contundentes, “Todo el dossier está comprometido”, afirmó el abogado del laureado actor estrella de la serie de Netflix “House Of Cards”.