La Justicia española falló a favor de Javier Sánchez: Julio Iglesias es su padre

Ante la negativa del cantante de someterse a una prueba de ADN y considerando los indicios, el juez falló en su contra.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/07/10/la-justicia-espanola-fallo-a-favor-de-javier-sanchez-julio-iglesias-es-su-padre/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-10T20:39:06-03:00">julio 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-10T20:39:08-03:00">julio 10, 2019</time></a>

La Justicia española determinó que el cantante Julio Iglesias es el padre de Javier Sánchez Santos, de 43 años. Así lo estableció la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia que se hizo pública este miércoles 10 de julio de 2019. No obstante, la decisión no es firme aún y puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial por el cantante.

De acuerdo a lo informado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, que lleva la causa de la supuesta paternidad de Julio Iglesias, la opinión del juez considera que hay indicios “suficientes” para apreciar la paternidad y cita la negativa del artista a “posibilitar la práctica de la prueba biológica”.

Lo anterior pese a “haber constancia en las actuaciones de que, en la época aproximada de la concepción de la parte demandante existieron ciertos contactos y trato entre la madre de este y el demandado”. Tales contactos se habrían producido en julio de 1975 en medio de una sala de fiestas de la localidad de San Feliu de Guixols (provincia de Girona, ubicada en Cataluña). “Y hacen que no sea inverosímil ni descabellada la posibilidad de haber existido relaciones sexuales entre ellos”, se lee en el argumento del juez.

Otros de los indicios son el propio testimonio de la madre de Sánmchez Santos, quien señaló en el juicio “datos muy concretos sobre la pertenencia, ubicación y distribución interior del chálet” que ocupaba Julio Iglesias en aquel entonces. Además el “evidentisimo parecido físico” que guardarían Iglesias y el hombre de 43 años jugaron un papel clave en la determinación que tomó el jurista.

La sentencia establece que “si bien pudiera ser fruto del azar, sin embargo sería una excesiva e improbabilísima casualidad que, teniendo el actor ese gran parecido y habiendo sido concebido precisamente en los días aproximados”  en que su madre y el cantante se conocieron en la sala de fiestas, el padre “fuera un tercero”.

El juicio quedó visto para sentencia el pasado 4 de julio luego de celebrarse una vista en la que solo declaró en calidad de testigo la madre de Sánchez Santos, la exbailarina María Edite. Por su parte, el abogado de Javier Sánchez aseguraba en días pasados que sí había elementos evidentes en la causa ya que a los nueve meses de la relación entre María Edite y Julio Iglesias nació Javier.

Cabe recordar que el ídolo español se negó en cuatro oportunidades a realizarse una prueba de paternidad que terminara de despejar o confirmar las dudas sobre si es el progenitor del actor. Por eso la madre del demandante le pidió a Iglesias que  terminara “de una vez” el proceso  sometiéndose a las pruebas de ADN y reconociendo “a un hijo maravilloso” del que ella misma está “muy orgullosa”.