La mujer que reveló los secretos de los famosos dentro de la cienciología

La nuera de Plácido Domingo reveló lo que puertas adentro se sabe en una de las sectas más famosas del mundo.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/07/10/la-mujer-que-revelo-los-secretos-de-los-famosos-dentro-de-la-cienciologia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-10T22:15:07-03:00">julio 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-10T22:33:02-03:00">julio 10, 2019</time></a>

La nuera de Plácido Domingo, Sam Domingo, formó parte de la Cienciología a lo largo de 22 años y ahora, convencida de haber perdido todos  los miedos que le impedían hablar en el pasado sobre los secretos de la secta religiosa, ha roto el silencio. Una vez que rompió todos los vínculos que tenía con la Iglesia de la Cienciología, reveló cómo en la organización priva el hermetismo, el adoctrinamiento, la manipulación y los chantajes hacia sus devotos.

Sin importar lo poderosos que puedan llegar a ser quienes siguen la Iglesia de la Cienciología, Sam Domingo relató en una entrevista a Daily Mail cómo la que una vez fue su propia iglesia terminó por adoctrinar a los hijos adoptivos de Tom Cruise. La influencia habría sido tal, que los chicos terminaron por “odiar” a su madre Nicole Kidman tras abandonar la secta en el 2000.

Sam asegura que Jada Pinkett Smith, la esposa de Will Smith, miente sobre su vínculo con la organización que ha estado envuelta en diversos escándalos a lo largo de los años. La famosa actriz dijo que asistió en su momento a algunos cursos, pero negó ser reclutadora para la iglesia. Además, Sam Domingo aseguró que John Travolta intentó resucitar a su hijo Jett cuando sufrió un ataque convulsivo a los 16 años.

Según el testimonio de la nuera de Plácido Domingo, el actor de Grease intentó infructuosamente hacer que el espíritu del joven regresara a su cuerpo inerte cuando tuvo el ataque mientras se encontraban en las Bahamas. Como era de esperarse, cada una de sus afirmaciones fueron desmentidas por un portavoz anónimo de la iglesia y, aunque tanto Sam como sus hijas Paloma, Victoria y Daniela recibieron amenazas tras abandonar la secta, esto no fue impedimento para que ventilara los terribles episodios que presenció.

Desde que Isabella Cruise era niña entabló una gran amistad con las propias hijas de Sam Domingo. Cuando apenas comenzaba a dar sus primeros pasos en la organización, la joven agradecía públicamente a la Iglesia y a su padre por haberla ayudado a encontrar “una pieza perdida” de ella misma que consiguió gracias a la cienciología. Pero fueron esas palabras las que motivaron a la nuera del cantante de ópera a decir todo lo que sabía.

“Utilizaron a Isabella como relaciones públicas. Ella es la hija de Tom Cruise, no es justo que le hagan eso a ella y a Connor. Ellos no tuvieron más remedio que convertirse en los niños del cartel promocional de la cienciología, sentí pena por la niña”, sostuvo en la conversación con el diario británico.

Pero el mensaje de Isabella iba más allá según Sam, pues apuntaba a reclutar a más miembros a la secta. Por eso, el hecho de utilizarlos para que llegaran a sentir aversión hacia su propia madre, Nicole Kidman, terminó por romperle el corazón y denunciar. “Sé las técnicas que utilizaron. Sé lo que les hizo el segundo al mando, Marty Rarthbun, quien les hizo creer que debían ignorar y asilar a su madre por ser considerada una persona supresiva”, dijo.

Así consideró la iglesia a la aclamada actriz tras su divorcio de Cruise en 2001, cuando dejó la organización. Esa calificación la hacía una persona que trata de suprimir a la gente que tiene a su alrededor. “Una persona supresiva echará a perder o despreciará cualquier esfuerzo por ayudar a alguien y, en particular, atacará con violencia a todo aquello que esté destinado a hacer a los seres humanos más poderosos o inteligentes”, reveló una fuente sin identificar al portal Radar Online.