“Me hubiera gustado estar allí”: el padre de Meghan Markle habla sobre el bautizo de su nieto

Foto: Meghan Markle / Instagram

Thomas Markle no fue invitado al bautizo del pequeño Archie ya que no tiene buena relación con la duquesa.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/07/11/me-hubiera-gustado-estar-alli-el-padre-de-meghan-markle-habla-sobre-el-bautizo-de-su-nieto/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-11T00:22:27-03:00">julio 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-11T00:46:49-03:00">julio 11, 2019</time></a>

Para nadie es un secreto la nula relación que tiene Meghan Markle con su familia paterna, comenzando con su progenitor, Thomas Markle, a quien sacó de su vida de manera definitiva justo después de comprometerse con el príncipe Harry. Como era de esperarse, el exiluminador de Hollywood no estuvo invitado al bautizo del primer hijo de los duques y recientemente ha querido pronunciarse al respecto.

Thomas Markle ha querido manifestar cómo se siente tras no haber recibido invitación a la íntima ceremonia a la que solo asistieron 25 personas. “A los 12 años fui monaguillo de la iglesia de la reina y un miembro confirmado a los 14. Archie es mi nieto, así que desde luego me hubiera gustado estar allí para desearle a Archie y a sus padres salud y felicidad”, sostuvo.

Markle habló nuevamente sobre su intención de reconciliarse con su hija, toda vez que lo intentó en mayo pasado cuando el pequeño llegó al mundo. En aquel entonces dedicó unas palabras a la criatura y a su hija: “Estoy encantado de saber que tanto la madre como el niño están bien. Me enorgullece que mi nuevo nieto haya nacido dentro de la familia real británica y estoy seguro de que nacerá para servir tanto a la corona como para el pueblo de Inglaterra”.

Recientemente, una fuente cercana a la duquesa ha confirmado lo que se creía: no hay vuelta atrás en el restablecimiento de los lazos que la unen a su padre y medios hermanos. “La fractura es total. No tiene arreglo”, dijo a la prensa británica un amigo íntimo de la exactriz de Hollywood. Y aunque muchos la señalen de insensible y vengativa, lo cierto es que le ha costado mucho trabajo olvidar las actitudes de su padre, Thomas Markle.

En el pasado, él concedió una entrevista a los medios días antes de su boda, las fotos de su infancia que hizo públicas o la carta que ella misma le envió y que filtró a la prensa. Recordemos que ni su padre ni sus hermanos estuvieron entre los invitados a la boda de Meghan con el príncipe Harry, la duquesa llegó a la iglesia acompañada de su madre, Doria Ragland, quien ha sido su apoyo en los momentos más duros.

Cabe destacar que la capilla donde bautizaron al pequeño está ubicada a pocos metros de la residencia de Harry y Meghan, Frogmore Cottage, que ocupan desde principios de este año. De acuerdo con la revista People, al bautizo estuvieron convocadas las personas más allegadas a los padres, y tal como lo anunciaron, las imágenes fueron publicadas al día siguiente.

La capilla fue creada a pedido de la reina Victoria entre 1840 y 1847, pero se destruyó en un brutal incendio en 1992, por lo que hubo que restaurarla por completo y los trabajos se extendieron hasta 1994. Para efecto de los duques de Sussex, Windsor tiene un especial significado, ya que contrajeron matrimonio en los mismos predios, en la iglesia de Saint George.