Qué significa para Julio Iglesias la decisión del juez sobre la paternidad de Javier Santos

La Justicia española determinó que el ídolo es el padre de Sánchez Santos, que lleva años luchando por ser reconocido.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/07/11/que-significa-para-julio-iglesias-la-decision-del-juez-sobre-la-paternidad-de-javier-santos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-11T23:16:16-03:00">julio 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-11T23:16:17-03:00">julio 11, 2019</time></a>

Un juez determinó el miércoles 10 de julio que Julio Iglesias es el padre de Javier Sánchez Santos, un hombre de 43 años que lo demandó para exigir que se le reconozca como descendiente del cantante. Y aunque la decisión del magistrado no es firme, será recusada por la defensa de Iglesias, se convierte en una victoria para el demandante que llevaba más de 30 años luchando por ser reconocido.

Una sentencia firme confirmaría o no la relación familiar entre Julio Iglesias y Javier Sánchez pero de momento el abogado de Javier, Fernando Osuna adelantaba a los medios cuáles implicancias tendría en la vida del segundo esta decisión. Una de las más importantes es que pasaría a tener derecho a recibir su legítima parte en la herencia de Iglesias una vez que muera.

“Javier ya, es decir, cuando (la sentencia) sea firme, puede utilizar, si quiere, de forma voluntaria el apellido Iglesias: lo puede cambiar en cualquier momento o no hacerlo. Y en el registro civil figurará como el hijo de Julio Iglesias. Y más adelante ya cuando Julio Iglesias fallezca, pues Javier tendría derecho a la herencia, como todo hijo tiene sobre la legítima”, dijo en declaraciones a la prensa.

El abogado aseguró que fue muy gratificante cuando su representado logró finalmente “el sueño” que llevaba años persiguiendo y que ha sido respaldado por su madre, la exbailarina Eddie Santos. Ella mantuvo una relación amorosa con Julio Iglesias en 1975 y ha participado activamente en todo el proceso que derivó finalmente en la decisión a favor de Javier.

De acuerdo a lo informado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, que lleva la causa de la supuesta paternidad de Julio Iglesias, la opinión del juez considera que hay indicios “suficientes” para apreciar la paternidad y cita la negativa del artista a “posibilitar la práctica de la prueba biológica”.

Lo anterior pese a “haber constancia en las actuaciones de que, en la época aproximada de la concepción de la parte demandante existieron ciertos contactos y trato entre la madre de este y el demandado”. Tales contactos se habrían producido en julio de 1975 en medio de una sala de fiestas de la localidad de San Feliu de Guixols (provincia de Girona, ubicada en Cataluña). “Y hacen que no sea inverosímil ni descabellada la posibilidad de haber existido relaciones sexuales entre ellos”, se lee en el argumento del juez.

Otros de los indicios son el propio testimonio de la madre de Sánchez Santos, quien señaló en el juicio “datos muy concretos sobre la pertenencia, ubicación y distribución interior del chálet” que ocupaba Julio Iglesias en aquel entonces. Además el “evidentisimo parecido físico” que guardarían Iglesias y el hombre de 43 años jugaron un papel clave en la determinación que tomó el jurista.