La reina Letizia recupera un acertado look para presidir dos audiencias en el Palacio de la Zarzuela

Es la primera vez que la esposa del rey Felipe VI reversiona uno de sus aciertos estadounidenses: el vestido midi que lució en 2018 en su viaje de Estado.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/07/19/la-reina-letizia-recupera-un-acertado-look-para-presidir-dos-audiencias-en-el-palacio-de-la-zarzuela/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-19T11:49:24-03:00">julio 19, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-19T11:49:25-03:00">julio 19, 2019</time></a>

Si en el día de ayer, jueves 18 de julio, la reina Letizia lucía (una vez más) su “working look” más aclamado, al decidir apostar de nuevo por un curioso diseño estampado que siempre consigue generar destacados titulares a nivel mundial debido a su “efecto óptico”, tal y como lo informó El Intransigente, hoy (viernes 19 de julio) la soberana apostó por una prenda que la coronó como “la reina que sabe de moda” según la prensa extranjera.

Lo cierto es que la esposa del rey Felipe VI concluye sus actos oficiales, de esta semana, con un par de audiencias en el Palacio de la Zarzuela: recibe a una representación de los dos comités de expertos que asesoran a la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) y al grupo integrado por la Red Estatal de Mujeres de Salud Mental España. Mientras esto pasa, el monarca se reúne con el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, tras su reciente nombramiento como presidente de esta institución.

Ahora bien, para esta especial ocasión, la nuera de la reina Sofía se decanta por una fórmula que ya adoptó hace diez días aproximadamente. En concreto, ella recupera (por primera vez) uno de sus increíbles estilismos que lució durante su viaje de Estado el año pasado, en los Estados Unidos y que, además, formó parte de una aplaudida maleta de viaje por la que la crítica internacional le otorgó el título mencionado antes.

La monarca le da una nueva oportunidad a su vestido con estampado geométrico, escote en pico, sin mangas y largo midi, un fantástico diseño firmado por Carolina Herrera. Cabe resaltar que lo estrenó el pasado 17 de junio de 2018 durante su visita a San Antonio (Texas), donde los reyes de España fueron recibidos por el alcalde Ron Nirenberg y el presidente del Condado de Bexar, Nelson W. Wolff.

Es más, hace dos semanas atrás, la reina Letizia también recuperaba de este tour otro vestido midi en color fucsia, que lleva el mismo sello CH, con el cual presidió la recepción de bienvenida en Nueva Orleans y posterior entrega de las llaves de la ciudad. ¡De lujo! No obstante, y volviendo a la apuesta de hoy, la esposa de Felipe VI combinó su outfit con los mismos zapatos que llevó el día de su estreno.

Se trata de unos salones en color ‘burgundy’, con pulsera al tobillo, que figuran como uno de sus accesorios favoritos por lo cómodo que son. Este es de la marca Lodi y, para marcar la diferencia con su imagen del año pasado, Letizia de España cambia sus pendientes. En su visita de Estado escogió unas piezas alargadas con rubíes y ahora se decanta por el modelo “Crawler” de la colección “Skyline” de Gold & Roses (1.565 euros, según reza la web).

Por último, destacamos que estas joyas son una de las creaciones que más lleva la reina de los españoles en sus “workings looks”. De hecho, los estrenó en la inauguración del curso escolar 2018/2019 en el C.P. Baudilio Arce y en el evento I. E. S. Doctor Fleming de Oviedo. Como era de esperarse, lució (como ya es habitual en ella en estos meses) su anillo de Karen Hallam del que no separa últimamente.