Kim Kardashian y las fotos “fashionistas” de North que desagradaron a los seguidores

Foto: Kim Kardashian / Instagram

La socialité compartió un momento entre madre e hija pero los cibernautas se descargaron en Instagram.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/08/12/kim-kardashian-y-las-fotos-fashionistas-de-north-que-desagradaron-a-los-seguidores/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-12T12:25:38-03:00">agosto 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-12T13:02:42-03:00">agosto 12, 2019</time></a>

Kim Kardashian vuelve a ser el foco de polémica pero esta vez no se debe a las campañas publicitarias de su firma de cosméticos “KKW Beauty”  sino que trastoca un tema más álgido: la crianza de sus hijos. Todo empezó cuando este fin de semana publicó unas fotografías de su hija mayor, North West, en la red social de Instagram pero un comentario que para ella fue inofensivo, se le fue de las manos. Las críticas por parte de los usuarios le llovieron a cántaros y pusieron en tela de juicio la educación que le brinda a su familia.

El posteo, que tuvo un formato en galería, presentó 10 imágenes de la nena de 6 años durante su viaje a Japón. Zapatillas con plumas, pantalones con diamantes, carteras con brillantes, gafas de sol y una serie de peinados hicieron que la empresaria de 38 años llamara a la niña “fashionista”. Esto, sin duda, generó cierta incomodidad entre sus fanáticos en la red social de los corazones, donde tiene más de 145 millones de seguidores.

“¡Mi chica Northie es la mejor fashionista! Ella viene conmigo a las tiendas de telas y elige lo que le gusta y para nuestro viaje a Japón, dejo que se peine. Debería haber dejado que me peinara a mí también, ¡jajaja! A ella le encanta. Se está divirtiendo y estoy tan feliz de que sea tan expresiva”, fue el escrito al pie de la postal que se llevó más de 2 millones de “me gusta” y 12 mil comentarios.

Si bien en medio de ese aluvión de opiniones, su pequeña recibió un sinfín de halagos por su carisma, dulzura y desenvolvimiento, no se puede tapar con un dedo que más de un cibernauta se indignó  con las fotografías, aunque para la socialité solo se trató de un momento especial entre madre e hija mientras caminaban por las calles japonesas. “No simplemente no. Enseñe a su hija a combinar. Enséñales a ser humanos normales porque algún día estarán sin ti o un estilista. Esto es literalmente liberalismo al máximo”, cargó un usuario contra la celebridad.

“Es una niña, ¿por qué dejas que salga vestida así con esas plumas? No debería usarlas”, fue otro de los polémicos mensajes que se registraron en el post de Kim, la hermana mayor del clan Kardashian-Jenner. Sin embargo, no es la única artista que recibe críticas. A Beyoncé le pasó algo similar con su hija Blue Yvy, a quien le permitió usar maquillaje y las redes sociales explotaron con comentarios en contra. Pues, a juicio de la crítica, este tipo de acciones tienen un fin estratégico de mercadeo que no siempre cala bien en la audiencia. ¿Habrá sido esa la intención de Kim o solo una postura típica de una madre?

Lo cierto, es que Kim es como ese imán que atrae a la controversia y para muestra un botón. La empresaria lanzó una nueva campaña publicitaria para su marca de belleza “KKW Beauty” pero el anuncio calentó las redes sociales y los usuarios no tuvieron reparo en expresar sus críticas. Para celebrar el lanzamiento de la nueva colección inspirada en los años 90, colgó en su perfil oficial en Instagram una selfie luciendo un maquillaje propio de la época. Además, utilizó un vestido negro original de Gianni Versace, inmortalizado también por Donatella en el año 1993.

Pero la esposa de Kanye West recibió una avalancha de críticas tanto en Instagram como en Twitter, pues los cibernautas la acusan de excederse con el uso de photoshop hasta el punto de no parecer ella en la fotografía. Sin embargo, hace un par de días publicó un clip en el que también aparecían nombres icónicos de esa década de la talla de Naomi Campbell o Janet Jackson, quienes recibirían el maquillaje de Kim como un obsequio. Mirá cuál fue la campaña publicitaria de Kim Kardashian que generó dudas en esta nota de El Intransigente.