Kourtney Kardashian soprendió al decir: “¡Me encantan mis estrías!”

La empresaria causó furor en las redes sociales gracias a su mensaje y a la fotografía sin retoques que subió. ¡Los detalles y la foto aquí!
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/08/15/kourtney-kardashian-soprendio-al-decir-me-encantan-mis-estrias/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-15T13:09:02-03:00">agosto 15, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-15T13:09:03-03:00">agosto 15, 2019</time></a>

¡El mensaje más aplaudido por sus fans! Si algo consiguen siempre los posados de las hermanas que integran el clan Kardashian es tomar a sus fans por sorpresa. Por ello, fotos en la nieve luciendo un diminutivo bikini con temperaturas bajo cero, o posando con ropa de los diseñadores más exclusivos del mundo son algunas de las tantas que vemos a diario en sus posteos.

Además, no podemos negar que se trata de una serie de capturas que muestran el lujoso “día a día” que viven las protagonistas de “Keeping Up With the Kardashians“, reality que relata la vida doméstica de Kim Kardashian y su peculiar familia. No obstante, una de las últimas imágenes que decidió compartir la tienda “Poosh” en redes sociales, firma de belleza fundada por Kourtney Kardashian, metió a todos sus fans “en el bolsillo”.

¿El motivo? La mayor de las hermanas mostró una conexión nunca antes vista con su audiencia. Cabe resaltar que, en varias ocasiones, todas las mujeres que integran el famoso clan han sido acusadas de un uso excesivo de “Photoshop” a la hora de retocar las intantáneas antes de subirlas a la web, pero la hija mayor de Kris Jenner ahora es noticia por todo lo contrario.

Desde que llegó a Cerdeña, su destino vacacional (a finales del mes de julio), la top llamó poderosamente la atención con una imagen que hasta se volvió viral. En concreto, la celebridad aparece vestida con un traje de baño negro, haciendo gala de su sensual figura en un yate durante uno de sus días de descanso. “Deshazte de esa barriguita con estos trucos”, expresó el posteo de Poosh.

Pero, en lugar de centrarse en el mensaje de la firma, sus seguidores notaron un detalle muy peculiar en la fotografía colgada en la red social de Instagram: descubrieron que lo realmente impactante no era la inexistente grasa abdominal de la empresaria, de 40 años, sino que en su cadera izquierda se podían apreciar las estrías que posee.

A pesar de ser casi “indetectables”, las finas líneas en su cuerpo no se les escaparon a los fanáticos de Kourtney Kardashian que llenaron la caja de comentarios. “Finalmente una imagen sin editar de una de las Kardashian”, “Por esta razón tú eres mi favorita♥”, “Esto realmente anima a que todas las mujeres muestren sus preciosos cuerpos sin retocar💓👏🏼”, “Estás guapísima con o sin estrías🔥🙌🏾”, son algunos de los mensajes que se alcanzan a leer por parte de sus fans en dicha publicación.

Por último, y causando la mejor de las sorpresas, la hija mayor del abogado Robert Kardashian y Kris Jenner decidió contestar lo siguiente a sus fieles: “¡Me encantan mis pequeñas estrías!”, agregando un emoticono con la cara sonriente. Es decir, por primera vez, la celebridad demostró que se ha cansado (quizá) de transmitir ese “falso ideal de perfección” y, a lo mejor, quiere acercarse a los clientes de Poosh con contenidos más reales con los que puedan sentirse identificados. Una estrategia que, sin duda, está funcionando.