Jennifer Lawrence cuenta cómo superó uno de sus peores momentos

La actriz dice haber superado el suceso tras la filmación de "Red Sparrow", en 2018.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/08/16/jennifer-lawrence-cuenta-como-supero-uno-de-sus-peores-momentos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-16T01:11:30-03:00">agosto 16, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-16T01:14:18-03:00">agosto 16, 2019</time></a>

A veces pensamos que las estrellas de Hollywood son seres alejados de la realidad, a quienes no afectan en lo mínimo las cosas que se dicen de ellos, o la información que se puede filtrar sobre sus vidas privadas en Internet. Sin embargo son seres humanos como todos nosotros y todas estas cosas los llegan a afectar como a cualquier persona.

Y sobre todo si se trata de graves violaciones a su intimidad, como es el caso de fotos íntimas. Quién mejor que nadie podría hablar al respecto que Jennifer Lawrence, de quien hackers informáticos filtraron unas fotografías es las que la actriz aparecía desnuda, como parte del llamado “celebgate”, en el que se vieron afectadas varias actrices de Hollywood en 2014.

Más allá de las motivaciones de Lawrence para haber tomado ese tipo de fotografías, lo que realmente debió preocupar es que debieron haberse quedado sólo en posesión de ella, y las personas con quien hubiera decidido compartirlas.  Como no fue así, gracias a un delincuente, su cuerpo e intimidad se convirtieron en un tema de debate público

A partir de ese momento, y durante 4 años, la actriz se abstuvo de hacer escenas de desnudo en sus películas, hasta el año pasado, en que participó en la película Red Sparrow, de Francis Lawrence, donde por exigencias del guión tuvo que desnudarse frente a las cámaras. Este reto resultó una buena manera de superar el trauma que dejó en ella la filtración.

“Mi mayor miedo era que la gente dijera: ‘Oh, ¿cómo te puedes quejar de esas fotografías si después de todas maneras te vas a desnudar?'”, le contó recientemente a la revista Vanity Fair.  Y  aunque primero Jennifer intentó no filmar la escena, descrubió que no podía seguir aplazándolo y menos, si su miedo se interponía con el personaje.

El resultado fue algo liberador. “Fue mi elección, recuperé algo que me quitaron y me pareció normal”. Además, algo que la ayudó fue el profesionalismo del equipo, que en todo momento la trató de forma respetuosa. Así, tras filmar la escena Jennifer logró superar por completo este episodio de su vida.

Luego de ese proyecto Lawrence está lista para protagonizar la adaptación cinematográfica de Mob Girl, el libro publicado en 1992 por Teresa Carpenter, ganadora del Premio Pulitzer. La novela de no-ficción retrata la historia de la esposa de la mafia convertida en informante de la policía Arlyne Brickman, quien en 1986 ayudó a atrapar al gángster Anthony Scarpanti.