Woody Allen rompe el silencio: “Hice todo lo que el movimiento #MeToo adoraría…”

When asked about his major shortcomings, filmmaker Woody Allen says, "I'm lazy and an imperfectionist.

Tras el apoyo recibido por parte de la actriz Scarlett Johansson, el polémico cineasta decidió hablar.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/09/07/woody-allen-rompe-el-silencio-hice-todo-lo-que-el-movimiento-metoo-adoraria/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-09-07T12:36:43-03:00">septiembre 7, 2019</time></a>

El cineasta de 83 años, es consciente que en la actualidad es un artista marginal para la industria hollywoodense y que lleva sobre su espalda el peso de la condena pública. Luego de que la actriz Scarlett Johansson se proclamara en su favor, y con el filme “Rainy Day in New York” próximo a estrenarse, el director se animó a hablar.

Con el surgimiento del movimiento #MeToo, las acusaciones de agresión sexual contra Woody Allen resurgieron y la carrera dentro de Estados Unidos se detuvo rotundamente para él. El cineasta que en sus mejores momentos supo hacerse de 4 premios de la Academia, entre otros importantes galardones, ahora presenta su próximo filme en Europa y en una entrevista ante France24 se le preguntó a Allen sobre la situación en la que se encuentra.

No podría importarme menos. Nunca he trabajado en Hollywood. Siempre he trabajado en Nueva York y no me importa ni por un segundo” a lo que agregó :”Si mañana nadie financiara mis películas, ni mis obras de teatro, ni mis libros, me levantaría y escribiría porque eso es lo que hago. Así que siempre trabajaré. Lo que le ocurra comercialmente es otra cosa“.

Cuando se le preguntó sobre su opinión sobre el movimiento #MeToo, Allen arremetió que jamás tuvo una queja por parte de las actrices con las que ha trabajado y que siempre ha promovido equidad de género en sus proyectos, algo con lo que precisamente, se sentarían en las mismas filas con la iniciativa.

He trabajado con cientos de actrices y ninguna de ellas se ha quejado nunca de mí, ni una sola queja. He trabajado con mujeres, he empleado a mujeres al máximo nivel, en todas las capacidades, durante años y siempre les hemos pagado exactamente lo mismo que a los hombres”, dijo. “He hecho todo lo que al movimiento #MeToo le encantaría lograr.” sentenció el director.

Woody Allen es acusado de abusar de Dylan Farrow, la hija adoptiva que tenía junto a su ex pareja Mia cuando ella menor de edad, algo que el cineasta aún niega.   Bajo la estela del movimiento #MeToo, el tema se volvió a poner en boca de la opinión pública y varios actores se pronunciaron en su contra. Entre ellos se incluyen a Timothee Chalamet y Rebecca Hall  que protagonizan la nueva cinta del director y decidieron donar sus ganancias en favor del fondo de defensa legal #TimesUp.

En la vereda contraria la actriz de “Black Widow“, Scarlett Johansson ante una entrevista con el Hollywood Reporter expresó su apoyo al director como lo comentamos en una anterior nota de El Intransigente: “Quiero a Woody, y yo le creo. Volvería a trabajar con él sin dudarlo. Nos vemos tan a menudo como me resulta posible, y hemos mantenido muchas conversaciones acerca de este tema. Yo he sido muy directa y franca al respecto, y él también.” había dijo la actriz.

Dylan Farrow por su parte, también habló sobre el tema a través de su cuenta personal y refiriéndose directamente a la actriz dijo lo siguiente: “Si hemos aprendido algo en los últimos dos años es que los depredadores masculinos “mantienen su inocencia. Scarlett lleva mucho tiempo sin entender la causa que ella misma promueve”.