“Lo estoy echando mucho de menos”: Kendall Jenner hace una sincera reflexión

La modelo extraña sus labores dentro de la mundo de la moda.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/09/09/lo-estoy-echando-mucho-de-menos-kendall-jenner-hace-una-sincera-reflexion/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-09T23:11:54-03:00">septiembre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-09T23:11:56-03:00">septiembre 9, 2019</time></a>

Kendall Jenner se tomó un tiempo para descansar y alejarse de los flashes, los cambios rápidos y las pasarelas de moda. No obstante, tanto tiempo fuera de su mundo le ha dado un poco de nostalgia al ver a sus amigas prepararse para la Semana de la Moda de Nueva York, una cita a la que este año acudirá como espectadora.

En unas recientes declaraciones que ofreció a la revista Vogue, la menor del clan Kardashian-Jenner se sinceró sobre sus sentimientos en estos momentos. “Es mucho más relajante no tener que trabajar, eso es verdad, pero tampoco voy a mentir: hoy lo estoy echando mucho de menos. Estaba viendo a las chicas desfilar y me he quedado pensando: ‘Vaya, yo también quiero desfilar'”.

Así reconoció Kendall sentir un poco de envidia de sus amigas en medio del descanso que se tomó luego de muchos años bajo las demandantes pasarelas. Hace un par de meses Kendall dijo que soñaba con vivir más adelante, retirada de los focos y de ser posible, en una “granja perdida del mundo” para así olvidar sus “responsabilidades” como figura pública.

Cabe recordar que Kendall y Kylie, las más chicas del Klan están acostumbradas a las cámaras de televisión y a la atención mediática, ya que desde que eran unas niñas aparecían en el reality show de la familia. No obstante, tantos años sometidas bajo el mismo escrutinio público ha terminado por hartar a Kendall, la menos mediática de todas.

“Siento que la vida que tengo es extraordinaria en muchos sentidos, pero también viene con demasiadas responsabilidades. He tenido que madurar demasiado rápido y he lidiado con situaciones que no son propias de alguien de 22 años. Hay días, semanas y meses en los que literalmente no paro, y eso no conviene demasiado a una persona que padece un ligero trastorno obsesivo compulsivo. Si las cosas no salen como las tenía planeadas, me pongo de los nervios. Hay veces en las que sueño con irme a vivir a una granja para olvidarme de todo, no hablar con nadie y dedicarme únicamente a vivir perdida del mundo”, dijo Kendall a la revista Harper’s Bazaar.

Su entrenamiento

A pesar de que Kendall Jenner aseguró (en muchas ocasiones) que se permite comer sin demasiadas restricciones, el ejercicio físico fue clave durante su preparación para subirse (por primera vez) a una pasarela.

Por ello, destacamos el trabajo que realizó junto a Autumn Calabrese, la entrenadora a la que contrató para ponerse en forma antes de ser una reconocida top a nivel mundial. De momento, la “personal trainer” decidió revelar los secretos del plan de entrenamiento que optó (en aquel entonces) para ayudar a la supermodelo a conseguir su increíble figura. Es más, la rutina de la hija menor de Kris Jenner incluía diferentes fases.

“Empezamos con un calentamiento rápido en la cinta de correr y un rodillo de espuma para relajar sus músculos. Después cambiábamos a un entrenamiento de todo el cuerpo con pesas ligeras, así manteníamos sus pulsaciones altas para quemar algunas calorías. Terminábamos con ejercicios para tonificar los glúteos y los abdominales”, explicó Autumn Calabrese, al medio Standard, sobre la rutina que creó para Kendall Jenner al comienzo de su carrera.