Meghan Markle fue a Nueva York y mirá cómo recordó a su hijo Archie y a Harry

Viajó sola y la prensa internacional no lo pasó por alto. ¡Fuertes críticas!
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/09/09/meghan-markle-fue-a-nueva-york-y-mira-como-recordo-a-su-hijo-archie-y-a-harry/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-09T18:43:12-03:00">septiembre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-09T18:48:12-03:00">septiembre 9, 2019</time></a>

Meghan Markle fue blanco de críticas este fin de semana por viajar en solitario a su ciudad natal, Nueva York, en los Estados Unidos. ¿Su propósito? Fue asistir a la final femenina del US Open que disputaba su amiga Serena Williams contra la canadiense Bianca Andreescu, de 19 años. Aunque recibió un aluvión de críticas, incluso de una reconocida periodista estadounidense, la duquesa de Sussex tuvo un gesto muy tierno con su hijo Archie y su esposo Harry.

La exactriz sorprendió con un look muy informal y rompedor que causó admiración en los asistentes al encuentro deportivo así como en la prensa internacional. Se alejó, por mucho, de esos atuendos sobrios y elegantes propios de la realeza para acudir a un compromiso social. Pero así es Meghan, sencilla. Optó por un vestido largo denim, más una chaqueta en color gris de la firma J Crew. Para complementar el outfit utilizó un bolso en el mismo color pero firmado por Carolina Herrera  mientras que sus clásicas gafas al estilo aviador pertenecen a la firma de Victoria Beckham.

Sin embargo, lo que conquistó el corazón de muchos fue el collar que lució durante la competencia. La pieza es cuestión es una fina y elegante cadena de oro en la que colgaban dos chapitas con dos iniciales; una de ellas era la letra ‘H’, en homenaje al príncipe Harry y la otra era la letra ‘A’, por su hijo de cuatro meses, Archie. La joya forma parte de la colección de Mini Mini Jewels.

Fuente: Getty Images / Revista Harper’s Bazaar.

Este fin de semana Meghan Markle estuvo en Nueva York, en los Estados Unidos, para cumplir con una serie de compromisos que estaban contemplados en su agenda oficial. Viajó sola, desde Londres a la Gran Manzana. Su esposo, el príncipe Harry, se quedó cuidando a su hijo Archie de cuatro meses. Una vez más fue objeto de críticas. La prensa internacional calificó su decisión de “errada” y estas han sido las razones.

Sarah Vine, columnista del diario Daily Mail, reprochó las actuaciones de la duquesa de Sussex y alegó que en lugar de ir a Escocia para pasar unos días de descanso junto a la reina Isabel II, prefirió apoyar a su amiga Serena Williams en la final de la US Open, quien no pudo vencer a la canadiense de 19 años, Bianca Andreescu.

Por otro lado, la escritora también cuestionó que Meghan pudiese separarse de su pequeño con tan solo unos meses de haber nacido, pues  cuando ella tuvo su primer hijo “no quería separarse de él ni un minuto y tampoco dejar de mirarlo”. “Viajar tantos kilómetros para ver a una amiga es algo muy trivial”, reseñó en su columna. Recordó los viajes en jets privados a Francia e Ibiza cuando la reina Isabel II y Harry estaban en Balmoral.

Vine Remarcó que los cuestionamientos no son por su nacionalidad, sino por el comportamiento que ha adquirido como miembro de la familia Real. “Todavía no ha hecho (ni parece querer) la transición de celebridad de Hollywood a consorte real y sigue deslumbrada por los focos del glamour de Nueva York prefiriendo hacer alarde de su amistad con ricos y famosos en lugar de asumir el deber de ser un miembro de la Corona”. Más detalles en esta nota de El Intransigente.