¡Otra vez! Britney Spears atraviesa por un momento turbio en su vida

Una corte en los Estados Unidos evalúa el caso de la cantante.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/09/09/otra-vez-britney-spears-atraviesa-por-un-momento-turbio-en-su-vida/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-09T15:47:13-03:00">septiembre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-09T15:47:14-03:00">septiembre 9, 2019</time></a>

Todo indicaba que la vida de Britney Spears tomaba un nuevo y mejor rumbo. Pero esta semana el panorama cambió por completo. Se conoció que su médico responsable del tratamiento para controlar sus crisis de ansiedad falleció a finales del mes de agosto de forma repentina. Ahora la cantante se debate entre compartir la custodia de sus hijos con su exesposo Kevin Federline  y estar bajo el cuidado de su padre, Jaime Spears.

De acuerdo al medio TMZ, Timothy Benson, médico de Britney, falleció el pasado 24 de agosto en Santa Mónica, California, a sus 48 años producto de una aneurisma. Su muerte coincidió, inesperadamente, con el dictamen del juez que lleva el caso de la intérprete de “Baby one more time”, pues la corte pasó tres meses evaluando si el tratamiento médico que recibía era el indicado. Esto se debe a que en el año 2008 la artista quedó bajo la tutela de su progenitor.

En ese año la rubia de 37 años padeció una fuerte crisis mental que la obligó a estar bajo los cuidados de su padre. Sin embargo, Jaime también sufrió un problema de salud. Eso le impide seguir al tanto de la medicación de Britney. Además, fue acusado de abusar físicamente de uno de sus nietos, según se publicó en el diario El Intransigente.

Una fuente cercana al exmarido de la cantante, Kevin Federline le aseguró a Entertainment Tonight que el padre de la princesa del pop abusó física y psicológicamente de Sean, su hijo de 13 años. Según el informante, el supuesto incidente resultó en un informe policial ante las autoridades del condado de Ventura, California.

La madre de la artista, Lynne, habría cuestionado en entrevistas pasadas cómo Jaime se encargaba del tratamiento médico de su hija y también de sus asuntos financieros. Por otro lado, igualmente puso en tela de juicio la capacidad del doctor Benson para tratar casos como el de Britney. La vocalista estaba planificando un nuevo show y, posiblemente, pudo influir en su estado mental.

La diva pop colgó hace un par de días atrás unas postales en las que luce mucho mejor, y está recuperándose luego de ingresar a un hospital psiquiátrico en el mes de abril de este año por voluntad propia, tras sufrir ataques de estrés y ansiedad causados por la enfermedad de su padre, Jaime Spears, de 66 años.

La cantante de “Baby one more time” estuvo recluida durante 21 días. Sin embargo, semanas después algunos fanáticos y medios de comunicación vieron a la artista fuera del hospital acompañada de su novio Sam Asghari, un entrenador personal de 25 años. Desde entonces, sus apariciones en Instagram han emocionado a sus seguidores, pues se habla de su posible regreso a los escenarios.