¿Meghan Markle le da mala suerte a Serena Williams?

La duquesa trata de no perderse ningún evento importante en el que participe la tenista.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/09/10/meghan-markle-le-da-mala-suerte-a-serena-williams/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-10T20:15:58-03:00">septiembre 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-10T20:15:59-03:00">septiembre 10, 2019</time></a>

Contra viento y marea la duquesa de Sussex, Meghan Markle viajó a Nueva York para presenciar la final del US Open y darle ánimos a su mejor amiga, Serena Williams. No obstante, la destacada atleta no pudo contra su rival Bianca Andreescu y se fue derrotada. Ahora muchos creen que Meghan le está dando mala suerte.

Por otro lado, el hecho de haber viajado completamente sola, sin la compañía de su marido, el príncipe Harry o su pequeño bebé, Archie le han ganado otras críticas. Hay quienes la señalan de no comprender su lugar dentro de la realeza británica, donde su marido ha luchado por integrarla.

Los más críticos a la duquesa la han llamado “amuleto de mala suerte”, mientras que los fans de Serena tomaron las redes para pedirle a Meghan que deje de ir a los partidos de tenis. “Querida Meghan Markle, por favor, deja de asistir a los partidos finales de Serena. Eres un maleficio”, o “Meghan. Duquesa. Los quiero mucho. Realmente. ¿Eres un maleficio? ¿Ha estado en la mayoría de las pérdidas?”, fueron algunos de los mensajes que varios usuarios de las redes sociales.

La exestrella de Suits fue el centro de atención en el juego del fin de semana, mientras disfrutaba junto a la madre de Serena, Oracene Price. Sin embargo, el resultado no fue el esperado y se tuvieron que ir a casa dándole aliento a Serena por la derrota ante su contrincante.

Ni siquiera la llegada del pequeño Archie alivió la relación entre la reina Isabel II y la duquesa de Sussex, Meghan Markle. De lo contrario, las diferencias en la crianza del último bebé real trajo algunas fisuras entre ambas y ahora la exactriz cometió una nueva falta que no ha sido recibida de la mejor manera por parte de la monarca.

Meghan Markle viajó a Nueva York para presenciar la final del US Open y darle apoyo a su mejor amiga, Serena Williams. Claro que esto no hubiese significado nada si la reina no hubiese invitado a su nieto y Meghan a pasar una temporada con ella y el resto de la familia real en Escocia.

Y es que Meghan no quiso perderse la gran final donde su amiga tendría un rol importante, cuando a miles de kilómetros la familia real británica se reunió en pleno en el castillo de Balmoral, allí disfrutarían de los Juegos de las Highlands. Meghan optó por viajar en solitario al partido de Williams donde perdió ante la canadiense Bianca Andreescu.

De acuerdo a la prensa local, Harry y Meghan alegaron que el pequeño Archie es muy pequeño aún para viajar a Escocia. Además, la portavoz de ella dijo que ambos tenían “mucho trabajo” para el fin de semana. La misma fuente explicó que la duquesa había viajado a Nueva York en un vuelo comercial de la compañía British Airways.