La doble de riesgo de Milla Jovovich le hizo una millonaria demanda a los productores de “Resident Evil”

La artista de acrobacias resultó herida mientras filmaba escenas por la reconocida actriz.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/09/12/la-doble-de-riesgo-de-milla-jovovich-le-hizo-una-millonaria-demanda-a-los-productores-de-resident-evil/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-12T12:51:58-03:00">septiembre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-12T12:55:34-03:00">septiembre 12, 2019</time></a>

Los productores de la última entrega de “Resident Evil” se enfrentarán a una importante demanda por parte de una doble de riesgo que sufrió lesiones graves como resultado de un accidente en motocicleta durante el rodaje de la serie. La actriz hacía las escenas que se complicaban para la protagonista de la saga: Milla Jovovich.

Olivia Jackson, que hizo acrobacias para el personaje de Alice, dice que la caída de septiembre de 2015 fue el resultado de que los productores “elevaron las consideraciones financieras por encima de la seguridad”. En la denuncia, dice que estaba programada para rodar una escena de pelea y que a último momento se le pidió una riesgosa toma.

La misma consistía en una “escena en motocicleta peligrosa y técnicamente compleja en condiciones climáticas adversas” que implicaba ir a toda velocidad hacia la cámara, la cual se suponía que iba a ser levantada por una grúa antes de que llegara a ella. Jackson aseguró que el operador de la grúa no la levantó a tiempo y que chocó con la cámara.

Según explicitó la denunciante, el accidente le causó graves lesiones. “El choque produjo que se atravesara el hueso del antebrazo y le arrancara la carne de la mejilla, dejando los dientes al descubierto”, describió Jackson. También sufrió otras lesiones “catastróficas”, le tuvieron que amputar el brazo izquierdo y la pusieron en coma por razones médicas, según la denuncia.

La actriz sudafricana de 36 años dice que los productores la habían engañado para que creyera que su seguro cubriría cualquier lesión sufrida durante la filmación y las pérdidas resultantes, pero sólo le pagaron 33 mil dólares, y más tarde se enteró de que no había cobertura de responsabilidad civil para su reclamo. Por lo cual, decidió presentar la millonaria demanda.

“Si tales hechos hubieran sido conocidos por la Demandante, ella nunca habría estado de acuerdo en llevar a cabo la última película, o alternativamente, habría obtenido un seguro adicional por su cuenta”, declara la demanda. “Ya había conseguido el papel de doble de acrobacia para un actriz principal de ‘Wonder Woman’, y no necesitaba el trabajo”.

Según The Hollywood Reporter, Jackson dice que nunca podrá volver a trabajar en su profesión elegida. Ella afirmó que la última entrega de “Resident Evil” recaudó más de 300 millones y que la franquicia superó el billón de dólares. Jackson también señala que el miembro del equipo Ricardo Cornelius murió durante la filmación de la misma película, y 16 actores de fondo resultaron heridos en una entrega anterior.

Jackson afirma que mientras ella estaba en coma, a su esposo se le aseguró que los productores pagarían por su atención médica y rehabilitación, pero desde entonces han retirado la oferta. Ella está demandando a Bolt Pictures, Tannhauser Gate, Jeremy Bolt y Peter Anderson, quien también dirigió la película, por incumplimiento de contrato y tergiversación, y está buscando daños y perjuicios no especificados.