Shia Le Beouf sobre su biopic: “Fue como un exorcismo”

El controvertido actor vuelve al ruedo con un proyecto autobiográfico y habla de sus fantasmas.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/09/12/shia-le-beouf-sobre-su-biopic-fue-como-un-exorcismo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-12T09:51:42-03:00">septiembre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-12T09:53:12-03:00">septiembre 12, 2019</time></a>

Shia Le Beouf comenzó a actuar desde una edad temprana, pero no fue hasta 2007 con el filme de Michael Bay “Transformers”, que le llegó el reconocimiento internacional. Para 2010 se había convertido en uno de los 40 actores mejores pagos y su carrera parecía en ascenso. Sin embargo, tras varios incidentes en la vía pública, seguido de entradas y salidas de rehabilitación, el intérprete estuvo en boca de todos no por sus títulos sino por la polémica que se generaba entorno a su vida privada.

Ahora en su paso por el Festival de Toronto presenta su obra más personal: “Honey Boy”, la cual escribe y protagoniza bajo la dirección de su amiga Alma Har’el (“Bombay Beach”).  La nueva película del actor de 33 años, se trata de una pieza autobiográfica que surge como parte una de las terapias de su rehabilitación y cuenta la historia de su turbulenta infancia bajo el cuidado de un padre alcohólico y drogadicto.

Mientras realizaba la promoción del filme ante el Variety Studio de AT&T el actor recordó cuando le presentó sus escritos a la directora encargada y amiga personal: “Tenía una linterna y estaba rebuscando en los áticos de mi alma tratando de descubrir cosas, redescubriendo mi pasado… Ella estaba como: -‘Oh, pero esto es una película.‘ ”  refiriéndose a la reacción de la cineasta.

Cuando se le preguntó cómo fue el proceso de llevar a cabo este filme donde el vuelca sus traumas y expone aristas complejas de su vida, Le Beouf respondió que le  resultó de lo más terapéutico: “Esto extirpa demonios” además agregó “Se sentía un poco como un exorcismo.” Por su parte, la directora también se refirió a su motivación con la cinta “Realmente siento que hice esta película para hijos de alcohólicos“.

Alma Har’el cuya infancia tampoco fue nada fácil y tuvo que convivir con un adicto y problemático padre agregó: “Todos son como mis hermanos y hermanas y cuando muestro la película me doy cuenta de que el mundo entero está tratando con asuntos de sus papás en este momento, así que se ha convertido en algo más grande que eso“.

Honey Boy” hace una crónica de LaBeouf cuando era un niño estrella en el canal Disney y vivía en un sórdido motel de Hollywood con su padre. Este no sólo abusó mental y físicamente de su hijo, sino que también le enseñó a fumar cigarrillos y marihuana antes de llegar a la adolescencia. En la película, el joven LaBeouf (Otis en la ficción) es interpretado por Noah Jupe mientras que Lucas Hedges lo interpreta como adulto cuando estaba en rehabilitación.

En sus primeros visionados la película está obteniendo una buena recepción por parte de la crítica especializada, sin embargo el actor sostiene que muchos no estaban de acuerdo con que llevara adelante este proyecto “Casi todo mi equipo profesional, no estaba de acuerdo. No querían que hiciera esto… pero en ese momento, no tenía mucho que perder… estuve en un lugar salvaje en mi vida.” cerró Le Beouf.

Tras el pico de su carrera en 2010, luego de su participación en la saga de “Transformers” y la franquicia de “Indiana Jones”, el actor eventualmente se encontraría luchando contra el alcoholismo y el abuso de sustancias. Estos roces con la ley se convirtieron en material para la prensa amarillista y los tabloides. Su último arresto y eventual rehabilitación ordenada por la corte ocurrió hace dos años mientras filmaba “Peanut Butter Falcon” en Savannah.