La dura crítica de Vicente Fernández a los hijos de José José

El cantante fue homenajeado en México y no dudó en recordar a su gran amigo.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/10/07/la-dura-critica-de-vicente-fernandez-a-los-hijos-de-jose-jose/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-07T15:44:26-03:00">octubre 7, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-07T15:57:10-03:00">octubre 7, 2019</time></a>

A sus 79 años de edad, Vicente Fernández, uno de los cantantes más representativos de México regresó a los escenarios para ser homenajeado en su tierra natal. Este domingo ofreció un concierto gratuito para agradecer una estatua que hicieron en su nombre el ayuntamiento de Guadalajara y el gobierno del estado de Jalisco. Se conoció, además, que al evento asistieron más de 65 mil personas.

En tanto, Fernández inició el recital con el emblemático tema “Mujeres divinas” luciendo su característico traje de charro y acompañado por cinco mariachis. Dicho espectáculo se realizó en el Instituto Cabañas donde se paseó por otros grandes temas como “Ojalá que te vaya bonito”, “Si acaso vuelves otra vez”, “Estos celos” y “Me voy a quitar del medio”. Pese al paso del tiempo, su voz sigue intacta maravillando a su fiel fanaticada.

Sin embargo, Fernández, en medio de su homenaje, también abrió un espacio para dedicarle unas sentidas palabras a su compatriota José José, quien falleció el pasado 28 de septiembre: “No es el momento, pero no se me olvida las veces que cantamos juntos en giras en Estados Unidos, con el Príncipe de la canción, mi gran amigo. Ha sufrido más ahora que en vida con lo que está pasando”.

Asimismo, el charro de México lamentó la difícil situación por la que está atravesando la familia de “El príncipe de la canción”. Pues, este fin de semana su hija menor, Sara Sosa le anunció a los medios de comunicación su decisión de incinerar el cuerpo de su padre, según esta nota en El Intransigente. No obstante, este lunes, el hijo mayor José Joel  rechazó que las cenizas del cantante se esparcieran en México y en los Estados Unidos.

Mientras la multitud se disponía a festejar la estatua en honor a Fernández; ubicada en la Plaza de los Mariachis y que lo presenta vestido de charro sobre un caballo, el artista pidió un minuto de silencio para recordar a su gran amigo y colega con quien compartió gratos momentos dentro y fuera de la música. Asimismo, el “Charro de Huentitán” marcó su regreso a la vida musical.