¿Por qué la Reina Isabel II no le prestó su tiara a Meghan Markle para la boda?

La prensa británica sigue indagando en la relación de ambas monarcas.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/10/11/por-que-la-reina-isabel-ii-no-le-presto-su-tiara-a-meghan-markle-para-la-boda/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-11T14:59:38-03:00">octubre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-11T14:59:54-03:00">octubre 11, 2019</time></a>

El príncipe Harry ha dicho en varias oportunidades que su esposa “Meghan Markle siempre consigue lo que quiere”. Pero de acuerdo a la prensa inglesa, esto no sería así, al menos no en un punto clave. Todo indica que el día de su boda, el pasado 19 de mayo del año 2018, no se cumplió su deseo de utilizar la tiara que tanto anhelaba. Si bien es cierto, se han registrado varias informaciones al respecto pero ninguna ha sido confirmada.

De acuerdo a la prensa, la Reina Isabel II habría dicho que la pareja de su hijo “no llevaría otra tiara que la que ella quisiera prestarle”. Claro está, todas esas especulaciones ocurren bajo un posible concepto doméstico. Sin embargo, hay otras que plantean que la Casa Real Británica optó por solo usar tiaras con diamantes en lugar de otro tipo de joyas.

Ahora bien, la misma Reina Isabel II, sus nueras Lady Diana Spencer, Sarah Ferguson y Sophie Rhys-Jones, al igual que la princesa Margarita o la propia Kate Middleton se destacaron por utilizar tiaras que van acorde con el protocolo real, es decir, sin joyas ni adornos. Aunque vale mencionar sobre este particular que la princesa Eugenia si lució una tiara con una esmeralda en el centro, aunque fue una salvedad.

En este sentido, y según reseñó la prensa británica, Markle habría querido utilizar una tiara de Kokoshnik,una pieza quefue realizada en el siglo XIX en Rusia. Además, su procedencia podría entenderse como uno de los motivos por la cual no estaba considerada como inapropiada para una boda. Por otra parte, se dio a conocer que anteriormente, la familia real incluía tiaras un poco más elaboradas y sofisticadas, pero conforme pasaron los años también aceptaron las piedras preciosas aunque tal parece que está cambiando nuevamente.

Vale recordar que en una nota anterior de El Intransigente, se dijo que Markle antes de recibir el título como la duquesa de Sussex tenía que perfilarse como tal. Es decir, recibió una lección de etiqueta por Edmund Fry, un reconocido londinense que administra el salón de té “Rose Tree Cottage” en Pasadena, California. La lección duró 2 horas y, más que una obligación, fue una forma de Meghan para acercarse a la Reina Isabel II. Pues mucho se ha rumorado sobre las diferentes posturas entre ambas. Amplía los detalles en este enlace.