Una teoría afirma que “Frozen 2” tiene mucho que ver con el universo cinematográfico de Marvel

¿Elsa y Anna están cerca de formar parte de los Vengadores?
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2019/12/03/una-teoria-afirma-que-frozen-2-tiene-mucho-que-ver-con-el-universo-cinematografico-de-marvel/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-12-03T13:01:04-03:00">diciembre 3, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-12-03T13:01:05-03:00">diciembre 3, 2019</time></a>

Si bien falta mucho para el 2 de enero, día señalado para que “Frozen 2” llegue a la Argentina, la película animada de Disney ya lleva dos semanas completas en la cartelera de varios países del mundo. Con más de 780 millones de dólares ya recaudados, los fans de la saga comenzaron a sospechar que Arendelle está cerca del universo cinematográfico de Marvel.

No sería raro que esto sea cierto. “Big Hero 6”, otra película animada de la Casa del Ratón, es parte del UCM y hasta tiene su propia escena post-créditos con un cameo de Stan Lee. A su vez, la compañía de entretenimiento más grande del mundo estableció líneas entre alguno de sus videojuegos y un episodio de “Aladdin” tiene un crossover con Hércules.

Además, una fuerte teoría que circula en las redes asegura que existe un universo Pixar que vincula a las películas de “Toy Story” con “Brave“, por lo cual no sería extraño que otra película animada esté relacionada con lo que se sucede en el universo cinematográfico de Marvel. Según ScreenRant, Frozen tiene un vínculo muy fuerte con la franquicia de X-Men.

Al igual que pasa con los primeros mutantes, Elsa es temida y odiada por sus poderes de hielo, ella se aísla y aprende a apreciar la belleza de sus habilidades a pesar de seguir sintiéndose diferente a los demás. Aunque en primera instancia Elsa parece el primer personaje con “magia”, “Frozen 2” trae varios indicios de que el reino de Arendelle tiene sus propios seres poderosos.

Esta trama de las exitosas películas animadas encaja con las actuales historias de los cómics de Marvel, donde los mutantes de las primeras épocas se llamaban “brujos” y sus habilidades se consideraban mágicas. Esto permite la posibilidad de que las películas congeladas puedan tener lugar en alguna época oscura de la historia de Marvel.