Emma Watson y Jennifer Lawrence le declaran la guerra a las selfies por una razón muy personal

Entre las actrices de Hollywood se gesta un movimiento y cada una narra sus duras experiencias.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2020/01/14/emma-watson-y-jennifer-lawrence-le-declaran-la-guerra-a-las-selfies-por-una-razon-muy-personal/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-14T20:20:44-03:00">enero 14, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-14T20:26:06-03:00">enero 14, 2020</time></a>

A las actrices Emma Watson, Emilia Clarke y hasta la propia Amy Schumer son de esas actrices que saben imponer su voluntad cuando la injusticia apunta sobre sus hombros. Resulta que en recientes entrevistas las figuras de Hollywood le declararon la guerra a las fotografías tipo “selfie”.Y aunque para muchos fanáticos se trata de una postura radical, a las chicas no les importa ser calificadas como “antipáticas”; están concentradas en su salud mental.

Cada una, dese su trinchera, abrió su alma y corazón en entrevistas distintas con la prensa internacional para hablar sobre este tema tan álgido y recurrente en la actualidad: el ciberacoso. A su juicio, no vale la pena tener que someterse a la angustia, al escrutinio, a la inseguridad y hasta al acoso por solo publicar una fotografía en Instagram y soportar los rumores que inician los detractores.

Emilia Clarke, por ejemplo, se desligó por un momento de sus proyectos y de su personaje “Daenerys Targaryen” para confesar una de sus más duras experiencias. Contó que no se haría más selfies en el podcast Table Manners. “Había tenido una mala experiencia con un seguidor. Estaba caminando por el aeropuerto cuando, de repente, comencé a sentirme mal. Me estaba dando un ataque de ansiedad. Estaba sola, hablando con mi madre por teléfono cuando le dije llorando: ‘No puedo respirar, no me encuentro bien'”.

Mientras que Emma Watson se inclina más hacia el lado de la privacidad y el control de su vida; también le dice “no” a las selfies. “Para mí es la diferencia entre ser capaz de tener una vida y no. Si alguien me hace una fotografía de mí y la pública, en dos segundos ha creado un marcador de exactamente dónde estoy en un rango de 10 metros. Pueden ver lo que llevo y con quién estoy. No puedo dar esos datos de seguimiento”, detalló la protagonista de “La Bella y la Bestia” para Vanity Fair.

Sin embargo, la comediante y actriz Amy Schumer de igual modo se sumó a esta causa tras experimentar un mal episodio con un fanático. Todo empezó cuando el sujeto la grabó sin su autorización, ella le pidió que dejara de hacerlo pero él se negó. Así que tomó cartas en el asunto y publicó una foto del hombre y dijo: “No me haré más fotos con nadie y la culpa es de este tío de Greenville”. A la par, el caballero la amenazó: “No, esto es América y nosotros te pagamos”.

A Jennifer Lawrence le pasó algo similar y se vio obligada a tomar la drástica decisión de negarse a tomar más postales con sus admiradores. “Creo que la gente, los extraños, piensan que somos amigos porque soy famosa y sienten que me conocen. Pero yo no los conozco (…) He empezado a ser algo maleducada y a encerrarme en mí misma porque tengo que proteger mi burbuja. Pienso: tengo un trabajo raro, no dejes que sea tu realidad”, confesó en una entrevista para Daily Telegraph.