La desgarradora confesión de Jessica Simpson: “Me aterrorizaba dejar que me vieran en ese estado”

La cantante pop habló sobre cómo ha reclamado silenciosamente su vida y su salud durante el último año.
<a href="https://elintransigente.com/celebrities/2020/01/23/la-desgarradora-confesion-de-jessica-simpson-me-aterrorizaba-dejar-que-me-vieran-en-esa-forma/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-23T12:12:41-03:00">enero 23, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-23T12:31:06-03:00">enero 23, 2020</time></a>

Jessica Simpson fue uno de los íconos pop del año 2000, pero al igual que muchas de sus compañeras contemporáneas, la vida adulta resultó bastante dura. Luego de caer reiteradamente en excesos, la cantante de 38 años, ha revelado cual fue el determinante momento en que decidió decir basta, para finalmente reclamar el control de su vida, su carrera y su salud.

En una entrevista reciente ante la revista People, la celebridad contó detalles de su trabajo como escritora y el difícil proceso de recuperación que afrontó para estar sobria: “Pensaba que era demasiado joven para escribir unas memorias“, advirtió Simpson. “No me di cuenta de todo lo que tenía que decir hasta que me conecté con ello a través de la música y la escritura. Así que cuando empecé a atravesar toda la profundidad del dolor que estaba experimentando, me di cuenta de que había tocado fondo“.

Según relata al medio, eso fue en Halloween 2017. Cuando ella y su esposo Eric Johnson iban en camino a un evento escolar de su hija, Maxwell. Simpson estaba en el asiento del acompañante, cuando reconoció que “eran las 7:30 de la mañana y ya había tomado un trago“. Desde allí, ella y Eric se fueron a casa y se prepararon para la fiesta de Halloween que estaban organizando esa noche.

Simpson recordó que cuando la estaban ayudando a prepararse ella “se desvanecía“. Según relata la cantante, al momento que su pareja le preguntó si quería ayudar a preparar a los niños, se dio cuenta de que no estaba en condiciones de ayudar: “Me aterrorizaba dejar que me vieran en ese estado“, relató Simpson. “Me avergüenza decir que no sé quién les puso los disfraces esa noche“.

Simpson relató como continúo la velada: “Dormí hasta tarde, temiendo verlos, temiendo haberles fallado. Me escondí hasta que se fueron, y luego bebí“. El círculo cercano de amigos de Simpson se acercó y ella les pidió ayuda: “Necesito parar. Esto tiene que parar. Y si es el alcohol el que está haciendo esto y empeorando las cosas, entonces lo dejo“. Finalmente con un equipo de médicos, el apoyo de sus padres y una terapia dos veces por semana, la estrella comenzó a enfrentar su ansiedad y el dolor emocional que la había perseguido durante años.

Según expresa la cantante, gran parte provenía del trauma debido a ser víctima de sexual cuando era tan solo una niña. Dolor que a menudo la había llevado a buscar un trago. “Este sentimiento de estar sola y asustada en la oscuridad, era uno que había tenido desde que fui abusada de niña“, escribió Simpson en sus memorias. Actualmente Simpson, dirige su línea de ropa de mil millones de dólares, ha encontrado una nueva alegría al estar presente para su marido y sus tres hijos: Maxwell, Ace y la recién llegada Birdie, de 10 meses.