El Palacio de Buckingham en alerta: el príncipe Carlos, ¿responsable de la salud de la reina Isabel II?

La familia real lidia a puertas cerradas los casos positivos del coronavirus.

Luego que se confirmara que el príncipe Carlos dio positivo en el test de coronavirus, los esfuerzos se centraron en la reina Isabel II. La monarca británica tiene 93 años forma parte de la población de riesgo, de acuerdo a las autoridades sanitarias. Sin embargo, los miembros de la realeza tomaron cartas en el asunto y reforzaron las medidas preventivas.

De hecho, este miércoles el Palacio de Buckingham recordó que la líder del Reino Unido mantuvo un contacto directo con Carlos de Gales, heredero al trono, el pasado 12 de marzo. Así que emitieron el siguiente comunicado para calmar a la población: “La Reina vio por última vez al Príncipe de Gales brevemente después de la investidura en la mañana del 12 de marzo y sigue todos los consejos apropiados con respecto a su bienestar”.

En este sentido, remarcaron: “Su Majestad la Reina sigue gozando de buena salud”. Por esta razón, la monarca decidió suspender todos los compromisos como medida preventiva, para evitar que la enfermedad se propague. Sin embargo, su vocero aclaró que se mantendrán las reuniones con líderes internacionales además de otros altos cargos en el palacio de Buckingham.

Además, parte del comunicado de la Familia Real británica fue el siguiente: “Como medida de precaución sensata y por razones prácticas en las circunstancias habituales, habrá cambios en los compromisos diarios de la reina durante las próximas semanas. Habiendo consultado a los profesionales de la salud y al Gobierno, las próximas visitas de su majestad a Chesire y Candem se pospondrán. Las audiencias seguirán celebrándose como siempre. Otros eventos se irán valorando día a día con teniendo en cuenta los debidos consejos”.

Sin embargo, Meghan Markle y el príncipe Harry se están alistando para entregar sus títulos como miembros de la realeza británica. El evento, que mantiene expectante a la Familia Real, será el próximo 31 de marzo. Pero los compromisos previos son cada vez más importantes. El pasado domingo ambos acompañaron a la reina Isabel II a la Capilla Real de Todos los Santos en Windsor, mucho antes de explotar la pandemia por el COVID-19.

Compartir en: