Carole Baskin de Tiger King da su primer entrevista desde el rodaje de la serie

La activista fue engañada de manera muy graciosa para dar la entrevista por Zoom.

La mayoría debe ya conocer Tiger King, la docuserie producida y distribuida por Netflix que se convirtió en todo un fenómeno cultural. Lo que se presentó como un estudio de la vida de Joe Exotic, una figura excéntrica que vivía con más de 100 tigres en un matrimonio homosexual entre tres personas, se convirtió por un momento en la serie más vista de la plataforma. También esta serie lanzó al estrellato a Carole Baskin.

Carole Baskin es, al principio, presentada como una contracara al protagonista de Tiger King. Donde él usa a los felinos exóticos como un medio para hacerse más famoso y querido, ella tiene un amor incondicional e incomparable con ellos. Sin embargo, la serie comienza a pintar en modo negativo a Carole a partir del tercer episodio. Es por esto que ella negó toda entrevista desde la salida de Tiger King, hasta ahora.

La manera en la que la consiguieron para la entrevista fue tan bizarra como la serie en sí. La mujer de 58 años recibió un e-mail invitándola a ser parte de The Tonight Show, con Jimmy Fallon. Sin embargo, se trataba de Josh Pieters y Archie Manners, dos youtubers, quienes le estaban haciendo una broma para que hablara públicamente de nuevo. Carole aceptó, pero con una condición muy esperada de ella: que solo hablen de gatos.

Por supuesto, la entrevista fue hecha a distancia, a través de la plataforma Zoom. Josh y Archie subieron el clip a su canal de YouTube. “Estoy muy bien”, comenzaba la entrevista la activista de Big Cat Rescue. “Mi hija Jamie sugirió que haga esta entrevista con ustedes, ella los saluda. Estamos trabajando todos los días en el santuario”. Se explayó sobre cómo los tigres también fueron afectados por la cuarentena, dándoles trabajo de más.

“Mi hija y yo vamos todos los días a Big Cat Rescue aunque vivimos a cinco kilómetros. Tenemos demasiados gatos dependiendo de nosotros, no tenemos una elección. Lamentablemente, por la pérdida de dinero por el turismo, tuvimos que despedir a la mitad de nuestro personal”. Sin embargo, como reportaban los documentalistas responsables de Tiger King, la mayoría de los trabajadores son voluntarios, y siguen dando una mano.

Compartir en: