Ricky Martin se desahogó en las redes sociales: así se sobrepone a la cuarentena

Con un profundo mensaje, el artista dejó al descubierto su lado vulnerable.

El cantante Ricky Martin ha sido uno de los artistas que más ha lanzado iniciativas para luchar en contra del Covid-19. Hasta hace poco se conoció que donó insumos médicos para República Dominicana y Puerto Rico, su país natal con la finalidad de contrarrestar los daños causados en la salud de la población. Sin embargo, también se ha visto afectado como todo artista por el hecho de no compartir con su público, con sus amigos y sus familiares como solía hacerlo antes de la pandemia.

Así que repentinamente, el astro boricua de 47 años se volcó en Instagram para expresar lo que ha sentido en estos tiempos de cuarentena con un profundo mensaje: “Hoy comienzo el día 60 desde que empecé mi cuarentena. No quería compartir la montaña rusa que este confinamiento ha sido para mí. Pero dado que el foco en la televisión con respecto a este virus parece solo estar centrado en la importancia de mantener su sistema inmunológico fuerte, evitando hablar sobre la salud mental en momentos de crisis y las luchas que lo acompañan, decidí abrirme para dejarte saber que no estás solo”.

El descargo de Ricky Martin

En otro fragmento, el intérprete de “La mordidita” expresó lo siguiente: “Las primeras dos semanas fueron increíblemente abrumadoras para mí. Me sentí paralizado. El duelo fue intenso. Estaba pasando por todas las fases: negación, ira, tristeza, aceptación,  y luego regresé a la negación en una hora. Las cosas iban a ser diferentes y no podía hacer nada para evitarlo. Qué arrogante de mi parte. El tiempo que pasamos creando una estrategia para lo que sería el 2020 se colapsaba frente a nosotros. Lo que fue, nunca será. Para mí, ese fue un concepto difícil de entender”.

Por otro lado, el artista puertorriqueño habló de sus momentos de ansiedad: “Mi terrible y agotadora necesidad de actuar despreocupado y calmado en momentos de estrés frente a mi familia, para que no se alarmen, especialmente los niños, tampoco ayudaba. A eso, añádele la poca o mucha información, o más bien desinformación, que nos llegaba de parte de nuestros líderes. Obviamente, sentía que la cabeza me iba a explotar”.

En otra reflexión del exintegrante de “Menudo” se leyó: “Estoy seguro que estamos de acuerdo en que lo último que queremos hacer es volver a la normalidad. Estoy listo para la nueva normalidad. Sí, la incertidumbre de no saber cómo será puede ser desafiante, pero estoy seguro que será mejor que la ruta que estábamos tomando. Nuestras acciones (son) fueron catastróficas, pero no estábamos (estamos) escuchando las señales”.

Compartir en: