Apple, Netflix y la guerra por un film de Scorsese

Las dos plataformas lucharon por el film con las estrellas predilectas del director

No se trata de una guerra por la patente de un nuevo medicamento. Tampoco, de un nuevo armamento militar ni un dispositivo tecnológico. Se trata de una guerra entre Apple y Netflix para ver quién se queda con el film de Martin Scorsese “Killers of the Flower Moon”. Se trata de un thriller ambientado en el oeste con dos actores íconos y preferidos para el director: Leonardo DiCaprio y Robert De Niro.

Según detalla la agencia ANSA, se trata “del proyecto más importante hasta ahora del coloso informático en el mundo del gran cine después de la compra de Sony de Greyhound, con Tom Hanks, sobre la batalla del Atlántico durante la Segunda Guerra Mundial”. En este caso, DiCaprio y De Niro no actuaban juntos desde “This Boy’s Life”, el largometraje de 1993 permitió dar los primeros pasos al joven y rubio actor.

“Killers of the Flower Moon” narra cómo una serie de asesinatos de ricos nativos americanos en los primeros años de la década del ’20 tras el descubrimiento de pozos petroleros y el nacimiento del FBI. La película -importante ya por la dupla actoral- estuvo en disputa para ver qué plataforma lograba llevársela: Netflix o Amazon. Finalmente, la “manzanita” se quedó con el preciado botín del prestigioso Scorsese.

Cine post pandemia

Una de las industrias del entretenimiento que más millones mueve alrededor del mundo es el cine, pero en tiempos de pandemia todo se paralizó. Muchos rodajes quedaron inconclusos y otros debieron ser pospuestos hasta nuevo aviso. Incluso, hay series en Netflix donde el doblaje no pudo ser realizado producto de la imposibilidad de poder trasladarlos al estudio de grabación.

Los estudios de cine y televisión, mientras tanto, tienen que analizar cómo harán para retomar las jornadas de rodaje. Para ello, todo el sector comenzó a pensar en un protocolo sanitario acorde al rubro que incluye a productores, operadores de máquinas, actores, extras, todos bajos estrictas normas de control y seguridad precisamente en un rubro donde un set puede ser un sitio con decenas de personas y elementos dando vueltas por todos los rincones.

Gigantes del cine

Grandes estudios de cine planean retomar actividades a fines de junio, producto de la necesidad de reanimar un negocio que mueve miles de millones de dólares al año y genera millones de puestos de trabajo directo e indirecto en cada rincón del planeta. Algunos países como Italia avanzaron en determinados protocolos que incluyen elementos básicos como el barbijo para todos menos para los actores frente a cámara.

Sin embargo, el dato más particular es que entre esas nuevas disposiciones, se recomienda que los actores que frente a la cámara no utilizarán mascarillas, se deja en claro que los protagonistas no podrán estar cerca sino que deberán mantener el distanciamiento. Para el caso en que sí o sí se necesite rodar escenas de muchas personas o dos bien cercanos, antes se someterá a cada participante de esa escena a varios controles y test más agudos.

Los test serán realizados por semana y antes de dicha escena, mientras que cada miembro del elenco deberá tener un camarín o un espacio de uso individual que a su vez deberá ser higienizado diariamente. En tanto, cada set de filmación deberá ser higienizado antes de la jornada como al cierre, tal como se procede ante un quirófano de un hospital. Asimismo, se planea contar con más elementos de seguridad.

¿Actores distanciados?

Entre ellos, trajes de escena individuales y no compartidos, guantes descartables, máscaras protectoras y viseras para maquilladores, peinadores, responsables de equipo y todo el resto del equipo técnico. Los instrumentos de maquillaje y peluquería, por ejemplo, deberán ser descartables y utilizables sólo por única vez. Al mismo tiempo, se anulará el clásico catering que será reemplazado por viandas individuales para todos.

Así, el cine planea volver al ruedo como sea. Islandia, por ejemplo, logró posicionarse como sede de varios rodajes bajo techo debido al bajo índice de contagio en el país. Ahora, quedará afinar las medidas de seguridad y esperar a que cada país retome lenta y cuidadosamente las condiciones para volver al cine, esa industria que tantos millones y entretenimiento genera alrededor del mundo.


   

Compartir en: