Taylor Swift tiene una colección de miles de metros cuadrados

Esta es la afición que seguramente no conocías.

La estadounidense, Taylor Alison Swift, posee diversas características como celebridad que la hacen ser única e inigualable para sus fanáticos. Aunque son muchas las aristas de su personalidad, sin duda alguna su voz y la filantropía desinteresada por todos los seres vivos, podrían ser el resumen de su biografía. En cuanto a los placeres de la vida, que podría costear una millonaria hay un detalle que probablemente desconozcas.

La cantante nacida en Pensilvania, es fanática de las colecciones. Pero no cualquiera como las estampillas, o los autos antiguos, resulta que Tay es amante de agregar a sus haber propiedades. Claro está, no son sencillas casas, estamos hablando de mansiones cuyos jardines podrían albergar al menos 20 hogares como los que se pueden divisar en las calles de nuestro país. ¿Quién lo podría imaginar?

Taylor Swift y sus primeras propiedades

Según la información que trascendió Taylor Swift posee hasta la fecha un patrimonio inmobiliario de unos 81 millones de dólares, siendo su fortuna personal 800 millones aproximadamente. La intérprete de “Lover” es la propietaria de diversas mansiones y áticos en Nashville, Beverly Hills, Nueva York, entre otros. Incluso, se conoció que se encuentra en la búsqueda de una vivienda en Londres para poder estar próxima a su novio, Joe Alwyn, el actor británico.

View this post on Instagram

Claws out, kitties. 🐈

A post shared by Taylor Swift (@taylorswift) on

Aunque pudiera ser una historia difícil de creer, cuando solo tenía 20 años de edad, Taylor compró su primera mansión en la ciudad por casi 2 millones de dólares. Fue una casa de 1.000 metros cuadrados cercana a sus estudios de grabación, esto le ofrecía una vida tranquila y tiempo suficiente para disfrutar de todos los éxitos que paulatinamente lograron llegar a su vida. Fama que llovió en el año 2008 con su disco “Fearless”, y cuyo crecimiento no se ha detenido a pesar del pasar de los años.

Para mostrar su corazón solidario, no se olvidó de sus raíces. Taylor Swift le compró a sus padres una mansión en su tierra natal, al mejor estilo griego. La propiedad cuenta con más de 1.500 metros cuadrados y la obtuvo luego de pagar 2.5 millones de dólares. Y desde entonces no se ha podido parar, la colección creció y la cantidad de metros cuadrados han sido directamente proporcionales a la cantidad de millones invertidos, cada vez más.

Compartir en: