Stephen King se sumó a la polémica por los dichos “transfóbicos” de J.K. Rowling

Los dichos de la aclamada autora siguen dando de que hablar.

Es posible que J.K. Rowling no hubiese imaginado que aquella opinión que hizo en redes sociales acerca de las personas trans le traerían tantos problemas. En su cuenta de Twitter la autora de “Harry Potter” criticó un texto donde en lugar de referirse a las “mujeres” se hablaba de “personas que menstrúan”, desde entonces le sucedió una ola de comentarios en contra y se generó una polémica a la que acaba de sumarse nada menos que Stephen King.

En la misma red social, el aclamado autor de obras como “El Resplandor” defendía a las personas trans. “Sí, las mujeres trans son mujeres”, escribió King como respuesta a un debate que se abrió en Twitter, dejando clara su postura ante el tema que ahora ocupa los primeros lugares de discusión en plataformas virtuales. Este mensaje fue suficiente para que J.K. Rowling diese un paso atrás en una antigua manifestación de admiración hacia el autor.

J.K. Rowling compartía en Twitter recientemente un trino citando a la escritora Andrea Dworkin, considerada como una de las figuras defensoras del feminismo radical. El texto rezaba: “Los hombres a menudo reaccionan a las palabras de las mujeres, al hablar y al escribir, como si fueran actos de violencia. A veces los hombres reaccionan a las palabras de las mujeres con violencia. No es odioso que las mujeres hablen de sus propias experiencias, ni tienen que sentir vergüenza por hacerlo”.

En esa ocasión, Stephen King hizo un retuit y al notarlo, ella escribió: “Siempre he admirado a Stephen King, pero mi amor por él ha alcanzado una nueva altura. Es mucho más fácil para los hombres ignorar las preocupaciones de las mujeres o menospreciarlas, pero nunca olvidaré a los que se pusieron en pie cuando no era necesario. Gracias Stephen”. Sin embargo, este mensaje ya no puede verse en el feed de J.K. Rowling.

La semana pasada cuatro escritores decidieron abandonar la agencia literaria que representa a la autora de la saga de Harry Potter y que se encontraban trabajando en el próximo título de Rowling dirigido a niños, que surgió en medio de la pandemia. Todo escaló un nivel más cuando los protagonistas de Harry Potter alzaron sus voces para manifestar su rechazo a la postura de la famosa escritora y ahora los trabajadores de la editorial de su nuevo libro se sumaron al repudio.

Un grupo de empleados de la editorial Hachette había manifestado en días pasado su malestar ante los comentarios de J. K. Rowling por criticar en las redes sociales un artículo donde en lugar de “mujeres” se hablaba de “personas que menstrúan”. Aquellos dichos le valieron una ola de comentarios en contra, la acusaron de transfóbica y llegó a recibir amenazas de muerte. Los empleados amenzaban con boicotear la publicación.

Compartir en: