“Ya pasó la espina por la final ante River en Madrid”

Bebelo Reynoso se refirió a un posible choque con el Millonario, tras el triunfo frente al Tomba por Copa Superliga.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/05/06/ya-paso-la-espina-por-la-final-ante-river-en-madrid/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-06T14:50:59-03:00">mayo 6, 2019</time></a>

En la noche del domingo Boca Juniors logró un contundente triunfo por 3-1 ante Godoy Cruz de Mendoza (5-2 en el global) y clasificó a la siguiente instancia de la Copa Superliga, donde espera por Lanús y Vélez, que definirán la serie este lunes a partir de las 21.10 horas en el estadio José Amalfitani.

En un duelo que estuvo siempre del lado del Xeneize, el futbolista Emanuel “Bebelo” Reynoso debió abandonar el terreno de juego tras sufrir un fuerte golpe. Luego de realizarse los estudios correspondientes, el mediocampista dialogó con la presa y allí sorprendió al afirmar que “ya pasó la espina por la final de Madrid”.

“Salga lo que salga en los estudios le daré para adelante”, aseguró luego el exvolante ofensivo de Talleres de Córdoba, que poco a poco comienza a afianzarse en el juego del equipo de Gustavo Alfaro. No obstante, la lesión sufrida en las últimas horas podría dejarlo fuera de la consideración del entrenador, que cuenta con jugadores de jerarquía en el plantel.

“En el momento del golpe sentí un dolor fuerte. Ahí nomás le avisé a los médicos que me dolía mucho y decidí salir porque no me sentía del todo bien para seguir jugando”, expresó el jugador de Boca al salir de la clínica. “Estaba contento por el rendimiento y todo lo que venía pasando”, explicó después Bebelo.

Vale recordar que tras el duelo ante el Tomba, el entrenador xeneize aprovechó para aclarar la polémica que se generó en torno a una entrevista con el diario Olé, donde habló sobre River haciendo hincapié en que el descenso del Millo fue peor que la derrota en el Santiago Bernabeú.

“Siento un respeto supremo por todos. Yo trato de pedir el mismo trato que uno da. Fue un título innecesariamente controversial. Lejos estoy de la demagogia. Los hombres hablan más por sus hechos que por sus palabras”, comentó Alfaro y agregó: “Qué fácil es destrozar una buena nota en algo polémico, sobre todo cuando no existe en mi forma de ser”.

Finalmente, el técnico analizó el partido ante el conjunto mendocino, donde Boca selló su clasificación a los cuartos de final: “Fue un partido largo, extenso, con muchas sensaciones, lo de la lluvia también influyó en el desarrollo. Era un partido que venía muy rápido tras jugar la final contra Rosario Central”.