River salvó el invicto en la Copa sobre la hora

Fue ante Inter en el Monumental para cerrar la zona de grupos.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/05/07/river-salvo-el-invicto-en-la-copa-sobre-la-hora/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-07T21:23:42-03:00">mayo 7, 2019</time></a>

Esta noche el equipo Millonario se enfrentó al Inter de Porto Alegre y empató 2 a 2, por la última jornada del Grupo A de la Copa Libertadores. El encuentro fue transmitido por Fox Sports y no contó entre otros jugadores con la presencia de Andrés D’Alessandro, ex jugador de River.

Con dos goles de Sobis (el segundo de penal) el equipo brasilero le quebraba el invicto al conjunto de Gallardo, y se consolidaba como mejor primero en la zona de grupos de la Copa Libertadores.

Álvarez había abierto la cuenta para el conjunto Millonario, quien no podía aguantar el resultado aunque ya se había clasificado en Chile cuando le ganó a Palestino días atrás, lo que le dio tranquilidad. Sin embargo, en la ultima jugada Pratto puso el 2 a 2 definitivo.

Cabe recordar que en los octavos se sortearán los duelos y además quedará definido el cuadro de acá hasta la final. Ahí se sabrá si Boca y River podrían verse las caras nuevamente luego de lo que fue la histórica final entre ambos que culminó el 9 de diciembre pasado en el Santiago Bernabéu.

Con el empate el equipo de Gallardo no pudo meterse entre los mejores ocho equipos. Habrá que ver el rival de turno que tengan, si fue segundo con menos cantidad de puntos que ellos, la vuelta se disputará en el Estadio Monumental. Si se tiene que enfrentar con un primero, sin importar las unidades, la ida se jugará en Núñez.

Incluso si llegaba a ganar hoy podía quedar como el mejor segundo del torneo pero debía esperar algunos resultados. El primero tiene que ver con Nacional de Uruguay que deberá perder frente a Cerro Porteño y el otro resultado que lo favorecerá es que no gane San Lorenzo en su visita a Palmeiras.

Pero no sólo le servía esto, sino una motivación extra tenía que ver con la gente porque fue el primer partido que pudieron asistir luego de haber cumplido con la sanción impuesta por la CONMEBOL tras lo que fue los disturbios ocasionados antes del partido frente a Boca.