San Lorenzo empieza a sumar caras nuevas

Foto: Twitter oficial de San Lorenzo.

El "Ciclón" va a incorporar dos jugadores en las próximas horas. Además, Juan Antonio Pizzi decidió prescindir de otro par de nombres.
<a href="https://elintransigente.com/deportes/2019/06/24/san-lorenzo-empieza-a-sumar-caras-nuevas/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-24T17:53:34-03:00">junio 24, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-25T19:06:18-03:00">junio 25, 2019</time></a>

Mientras San Lorenzo realiza la pretemporada en la ciudad uruguaya de Maldonado, el equipo va a traer dos nombres más en las próximas horas. Además, no serán tenidos en cuenta otros dos jugadores. Hay que recordar que el “Ciclón” tiene por delante los octavos de final de la Copa Libertadores ante Cerro Porteño. Además, una Superliga en la que tendrá que sumar puntos de manera obligada.

Quienes llegaron en primera instancia para reforzar el equipo que dirige Juan Antonio Pizzi son los hermanos Bruno (26 años) y Mauro Pitton (24). Ambos provienen de Unión de Santa Fe y la suma total del 70% respectivo de cada pase alcanzó los 3 millones de dólares. El primero de los mencionados ocupa el rol de lateral izquierdo, en tanto su hermano menor se desempeña como volante central, aunque puede ocupar el sector derecho del campo.

Otro de los que va a sumarse en Uruguay es Ezequiel Cerutti, un viejo conocido de la institución de Boedo. El “Pocho” tuvo paso por el Cuervo entre principio de 2016 y fines de 2017. Luego Al-Hillal de Arabia Saudita pagó 4 millones de dólares por la totalidad de su pase. En el medio, en la temporada 2018-19, se sumó a préstamo a Independiente. Como su contrato con los árabes venció y decidió no renovar, el volante derecho de 27 años optó por regresar.

Cerutti realizó las pruebas médicas en la mañana de hoy, y luego de ello, dialogó con los medios de comunicación presentes. “Es un club al que le tengo mucho cariño. Tengo una relación muy buena con toda la gente que trabaja ahí, donde me sentí cómodo y eso ayudó muchísimo también. Ganar la Copa Libertadores con San Lorenzo sería algo hermoso, algo único. Un sueño para todo jugador, pero sabemos que es difícil”.

Por último, Guillermo Burdisso también pasó por Centro Rossi para luego estampar la firma con los azulgranas. El ex defensor central de Arsenal y Boca es otra incorporación proveniente de Independiente, club del cual quedó libre tras un discreto paso en la última temporada. Llega para ocupar una de las dos opciones que buscaba San Lorenzo en la zaga. Pensando en más compras, los de Boedo van por un central más, otro mediocampista defensivo, un volante creativo y un delantero de área.

La materia salidas presentó dos jugadores que no serán tenidos en cuenta por el extécnico de Valencia: Gonzalo Rodríguez y Nicolás Reniero. El primero, de 35 años, no colmó las expectativas de Pizzi y tendrá que buscar equipo a falta de un año de vencimiento de contrato. Mismo rumbo para el joven de 24 años, quien en este caso no seguirá por orden dirigencial.

Según trascendió, el vínculo de Reniero termina en junio de 2020, pero su representante pidió mucho dinero para la renovación. Está en venta y pretenden 6 millones de dólares por el 100% de su pase. Quien intentará comprarlo es Racing, que busca reemplazo de Andrés Ríos, delantero que se marchó a préstamo a San José Earthquakes. Los jugadores a vender, solamente si llegara un número que favorece la economía del club, son Nicolás Blandi (más de 5 millones de dólares) y Marcos Senesi (ficha de 12 millones de dólares).